Los veterinarios advierten sobre el peligro de los endulzantes artificiales

( www.neomundo.com.ar Aunque los perros siempre piden un poco de lo que comen sus dueños, por su propio bien conviene muchas veces decirles que no. Especialistas en veterinaria advirtieron que los endulzantes artificiales que son inocuos para el ser humano pueden causar serios problemas de salud en el mejor amigo del hombre.

La Asociación Británica de Veterinarios advirtió especialmente contra el endulzante llamado xilitol, que se obtiene de la madera del árbol abedul. “Aunque la mayoría de los dueños de perros saben que alimentos como el chocolate y las uvas pueden ser tóxicos para sus mascotas, pocos son concientes del peligro de que su perro ingiera una comida que contiene xilitol”, dijo Nicky Paul, ex presidente de la institución.

Esta dañina sustancia no afecta al ser humano pero en el perro desencadena la liberación masiva de insulina. Esta hormona causa, una vez, una fuerte y repentina caída en el nivel de azúcar en sangre. Esta situación, llamada hipoglucemia, puede producir daños en el hígado.

Alexander Campbell, otro especialista, dijo que “esta es otra situación en la cual una comida o un aditivo alimenticio es considerado seguro para el consumo humano pero peligroso para otras especies. Las mascotas solo deberían recibir alimentos especialmente formulados para ellos”.

LOS PRIMEROS SÍNTOMAS

Para colmo de males, el xilitol es un endulzante que se usa cada vez más seguido en diversos tipos de productos, como chicles, golosina, productos de higiene dental y muchos remedios. También se encuentra frecuentemente en tortas, galletas y productos de panadería.

“Si un dueño cree que su perro puede haber ingerido chicles o un caramelo o torta que contenga xilitol, y observa que el animal se ve decaído, vomitando o carente de coordinación, entonces debe contactar inmediatamente a su veterinario e informar qué comió el animal”, explicó Paul.

Los especialistas advirtieron que la salud de otros tipos de mascotas también podría estar en riesgo. “Es posible que otros animales, como los gatos o los hamsters, se vean afectado de una manera similar, pero todavía se documentaron pocos caso”, sostuvo Campbell.

Este veterinario dijo que “los fabricantes de este tipo de productos deberían poner advertencias e información en el paquete sobre los riesgos que presentan estas sustancias para la salud de los perros”.

Más información sobre ciencia y salud en www.neomundo.com.ar

Cargando...