Dan libertad inmediata a Florence Cassez

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la libertad inmediata a la  ciudadana francesa Florence Marie Louise Cassez Crepin, quien se encontraba acusada y sentenciada a 60 años de prisión por los delitos de  secuestro, delincuencia organizada, portación y posesión de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Lo anterior, luego que el proyecto de la ministro Olga Sánchez Cordero fuera aprobado por mayoría de tres votos y se concediera el amparo; en consecuencia, se ordenó la inmediata liberación.

La ciudadana francesa llevaba hasta hoy 2 mil 603 días en prisión en México.

El proyecto de la ministra Olga Sánchez Cordero ya fue analizado y estudiado por cada uno de los ministros que integran la Primera Sala y propone revocar la sentencia, así como amparar y proteger a Cassez contra la sentencia dictada el 2 de marzo de 2009.

El ministro José Ramón Cossío dijo que difería de la manera en que Sánchez  hizo su proyecto, pues aunque reconoció que sí hubo violaciones a los derechos humanos, afecta la técnica de juicio de amparo directo atraído que corresponde a los ministros resolver.

Asimismo, aclaró que se trata de un juicio de amparo en revisión que tiene reglas procesuales específicas y manifestó no estar de acuerdo en el estudio de procedencia que se hizo.

Cossío se declaró por el otorgamiento del amparo a la ciudadana francesa, pero con el efecto de regresar el caso al tribunal unitario para que dicte una resolución considerando el resto del material probatorio.

Por su parte, el ministro  Arturo Zaldívar Lelo de Larrea​ recordó su postura en marzo de 2012, en el que consideró que hubo “gravísimas violaciones a los derechos humanos de la quejosa”, por lo que, entonces,  se manifestó a favor del amparo.

Zaldívar no suscribió el proyecto de Sánchez Cordero, pues bajo los argumentos del proyecto consideró imposible otorgar un amparo, pues “no se puede diseccionar qué pruebas son afectadas y cuáles no”.

Sin embargo, Zaldívar se pronunció, como lo hiciera en marzo del año pasado, por el otorgamiento del amparo a Cassez, “porque las violaciones constitucionales son de tal gravedad que violan de manera grave la presunción de inocencia que dejan a la quejosa en un total estado de indefensión.”

El ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo se manifestó contra el proyecto de Sánchez Cordero.

Consideró que el amparo directo en revisión se encuentra limitado por la propia Ley de Amparo.

Se dijo contra el proyecto de Sanchez Cordero y ni siquiera emitió una postura sobre lo que consideró una violación de la puesta a disposición sin demora y el impacto que los medios tuvieron sobre las tres ampliaciones de declaración de las víctimas.

Su conclusión fue que el tribunal colegiado que resolvió los temas de legalidad partiera de la base anterior y que evalué el caso fuera de estas declaraciones.

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien se manifestó por primera vez sobre el tema, manifestó que es procedente el amparo directo en revisión, pero se manifestó contra el amparo liso y llano.

La ministro Olga María del Carmen Sánchez Cordero cambió su proyecto y propuso el amparo directo.

Para Gutiérrez Ortiz Mena la agravante del caso es el montaje hecha por las televisoras, al tiempo que consideró que se afectó el proceso legal con la disposición sin demora y el montaje que ocasionó la inducción a las víctimas, se violaron los derechos legales de Cassez.

El proyecto de resolución del amparo en revisión 517/2011 fue returnado, luego de que el 21 de marzo del 2012 el proyecto presentado por Arturo Zaldívar no logró la mayoría de votos en su propuesta que determinaba la libertad inmediata de Florence Cassez.

El 8 de diciembre de 2005, Florence Cassez y su novio Israel Vallarta fueron detenidos cerca del rancho Las Chinitas, que era utilizado por la banda de secuestradores Los Zodiaco para resguardar a las personas plagiadas.

La detención se dio a conocer un día después, el 9 de diciembre de 2005, mientras Televisa y TV Azteca transmitían en “directo” la supuesta captura.

El 10 de febrero de 2006, Genaro García Luna, quien fungía entonces como director de la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), admitió que a “petición” de las televisoras recreó con un montaje la detención de Vallarta y Cassez.

Un mes después, se llevó al cabo la primera audiencia judicial del caso; en ella Cassez señala que Vallarta, presunto integrante de la banda de secuestradores Los Zodiaco, nunca le dijo que estaba involucrado con actividades de la delincuencia organizada.

Es en esa audiencia que declaran cuatro personas que fueron secuestradas y aseguran que Israel y Florence se encargaban de vigilarlos en una casa de seguridad. Dichos testimonios son lo que el proyecto de la ministro Olga Sánchez Cordero pidió desestimar.

En abril de 2008, Cassez Crepin impugna la sentencia de 96 años de cárcel y 8 mil 585 días de multa; el titular del Primer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito le reduce la sentencia a 60 años, pero confirma su culpabilidad en tres plagios y por la posesión de arma prohibida.

En marzo de 2011, Cassez presenta un escrito solicitando a la Suprema Corte la revisión de una sentencia de amparo.

Un año después, la SCJN determina no conceder la libertad inmediata a Cassez, aunque, entonces el caso  no se dio por cerrado. Los integrantes de la Primera Sala de la Corteconsideraron que las violaciones a los derechos humanos y las irregularidades cometidas por la AFI, sobre todo el montaje para mostrar la culpabilidad de la francesa ante las cámaras de Televisa y Televisión Azteca antes de ponerla en la manos de un juez, fueron graves pero insuficientes para ponerla en libertad en aquel momento.

Fue ya en 2013 que la ministro Olga Sánchez Cordero propuso a sus colegas de la SCJN eliminar todas las pruebas contra Cassez y reenviar el expediente a un tribunal unitario de circuito para que dicte nueva sentencia.
También te pueden interesar:

-Cronología: 7 años del caso Cassez
-Los 4 escenarios del caso Cassez, según Le Monde

Cargando...