Temen por retiro de Venezuela de sistema de derechos humanos de OEA

Washington, 12 Sep (Notimex).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió hoy de serias consecuencias una vez que la decisión de Venezuela de denunciar la Convención Americana sobre Derechos Humanos entre en vigor, en un año.

Con la denuncia de Venezuela a la Convención, el país sudamericano inicia su retiro de la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La CIDH, máximo órgano hemisférico en materia de derechos humanos, externó en un comunicado sus temores sobre el impacto que la separación de Venezuela del sistema interamericano en la materia tendrá para la población víctima de abusos y violaciones de este tipo.

"Resulta de suma preocupación a la comisión, que a partir de la entrada en vigencia de la denuncia, las violaciones a los derechos humanos que pudieran ocurrir en Venezuela no podrán ser conocidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos", indicó.

La comisión explicó que con ello, "los y las habitantes de Venezuela perderán una instancia de protección de sus derechos humanos, quedarán más vulnerables a los abusos y tendrán menos recursos disponibles para defenderse".

El lunes, el gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, presentó al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) un instrumento de denuncia a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, fechado el 6 de septiembre de 2012.

La CIDH observó que una vez que la denuncia entre en vigor en el plazo de un año, Venezuela, como estado miembro de la OEA, seguirá sujeto a la jurisdicción de la comisión y a las obligaciones que le imponen la Carta de la OEA y la Declaración Americana que suscribió en 1948.

"Asimismo, cualquier caso de violación a los derechos humanos ocurrido hasta la fecha de entrada en vigencia de la denuncia podrá ser conocido por la Corte, de acuerdo al artículo 78.2 de la Convención Americana", precisó.

Aclaró que en caso que el procedimiento llegue a término y la denuncia de la convención cobre vigencia, el procesamiento de peticiones y de solicitudes de medidas cautelares relativas a Venezuela continuará adelante.

Además, la comisión continuará con la supervisión de la situación de derechos humanos en ese país sudamericano, con base en el artículo 106 de la Carta de la OEA y la Declaración Americana.

Subrayó que la decisión de Venezuela va contra el espíritu expresado en la pasada Asamblea General de la OEA en la que los Estados miembros ratificaron su intención de avanzar en la universalización del sistema interamericano de derechos humanos.

Concordó con los países que la universalización del sistema es un objetivo prioritario, por lo que "la decisión de Venezuela de denunciar la Convención Americana constituye un paso atrás en la consecución de este importante objetivo".

NTX/RBV/SRA/

Cargando...