Una tarde incómoda en la Vendimia

Una ruidosa marcha contra la minería coloreó ayer la aparición estelar del vicepresidente del Gobierno, Amado Boudou, en la Fiesta de la Vendimia mendocina. Los manifestantes (unos 7000), entre gritos de "Agua para todos" y "El agua no se toca", retrasaron el inicio del Carrusel de las Reinas y también la salida al palco de Boudou y del gobernador anfitrión, el oficialista Paco Pérez, que fueron recibidos por militantes de La Cámpora y pancartas de "Con Paco y Cristina, Malvinas Argentinas".

A las 11.30 de la mañana, comenzó el desfile, pródigo en carros, reinas, música, regalos y referencias a la dura labor de la cosecha de la uva.

Posteriormente, la comitiva oficial se trasladó al Agasajo de Vendimia, celebrado en una bodega de Maipú, donde fueron recibidos por el presidente de Bodegas de Argentina, Angel Vespa. El anfitrión repasó los logros de la última década y pidió al Gobierno un marco de estabilidad y que resuelva la anomalía de que la Argentina sea "el único país vitivinícola importante que no ha concretado acuerdos comerciales con sus mercados". Al agradecer la invitación, Boudou entregó los saludos correspondientes de la Presidenta y calificó al sector vitivinícola de "ejemplo exitoso que debe abarcar a los 40 millones de argentinos", sin ofrecer mayores promesas.

Luego, el vicepresidente hizo lo posible por evitar el contacto con la prensa, para no responder preguntas sobre el incómodo caso Ciccone.

Visitantes

Según estimaciones del Ministerio de Turismo, durante el largo fin de semana vendimial habrán pasado por la ciudad de Mendoza más de 70.000 turistas. Entre las personalidades llegadas a la tierra del vino, tras el muy comentado veto de Paco Pérez a Mauricio Macri, estuvo la diputada nacional de Pro Gabriela Michetti, que afirmó que su partido "busca enamorar a todos los dirigentes que no comulgan con el kirchnerismo" y se reunió con el presidente de la UCR provincial, Alfredo Cornejo.

El gobernador de San Juan, José Luis Gioja, declinó comentar la nutrida marcha antiminera, que convocó a cientos de visitantes de otras provincias, pero no desaprovechó la oportunidad para defender la minería "sustentable": "No quiero que las villas de Buenos Aires y Mendoza se llenen de sanjuaninos".

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK