Sugieren hacer partícipes a padres de familia en proceso educativo

México, 26 Ene. (Notimex).- Una estrategia de gestión fundamental para mejorar la calidad de la educación en el país es organizar a los padres de familia de una comunidad escolar en un órgano representante que coadyuve al desarrollo de proyectos, consideró la experta Claudia Santizo Rodall.

La profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) expuso que dar capacidad de decisión a padres de familia y hacerlos partícipes del proceso educativo representa un aprendizaje transformador en el colectivo escolar y autoridades del sector.

En las conclusiones de su libro Gobernanza y cambio institucional de la educación pública básica en México, sostuvo que el modelo tiene entre sus bases la formación de Consejos Escolares de Participación Social (CEPS).

“En junio de 2010 la Secretaría de Educación Pública marcó los lineamientos para poner en marcha a los CEPS en todos los planteles del país y si se aplica correctamente la experiencia abrirá el camino para extender cambios en el sistema educativo”, resaltó.

La experta en políticas públicas observó que el cambio institucional y el diseño de una línea de trabajo centrada en la escuela demandan la transformación de hábitos y conductas de las comunidades escolares, así como un cambio en la perspectiva de la autoridad educativa en sus diversos ámbitos.

En este nuevo escenario, añadió, el perfil del funcionario público debe ser el de un agente de cambio con capacidades de organización, liderazgo y colaboración con actores no gubernamentales, lo que es una modificación mayor en el funcionamiento del sector educativo.

Santizo Rodall analizó en el texto la gran variedad de factores combinados que definen la política de gestión centrada en la escuela y destaca aspectos importantes como el manejo integral de las relaciones al interior y con la autoridad educativa.

Esto implica, añadió, reorganizar el funcionamiento del sector con el fin de otorgar capacidades de decisión a las escuelas y a los cuerpos intermedios como las zonas escolares que distribuyen los recursos, sin embargo, el control de éstas por parte de la autoridad es prueba de que se mantiene un funcionamiento centralizado a pesar de la reforma de la educación básica.

Las nuevas prácticas de gestión en las escuelas, subrayó la investigadora, deberán considerar la división de tareas entre los maestros y los padres de familia, con base en el principio de que la educación en el salón de clases se complementa en el hogar.

NTX/JRR/SGR

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK