Soldado de EEUU mata a 16 civiles en Afganistán

BALANDI, Afganistán (AP) — Un soldado estadounidense la emprendió a tiros el domingo contra civiles que vivían en las cercanías de su base en el sur de Afganistán y mató a 16 personas, entre ellos tres mujeres y nueve niños, de acuerdo con el presidente afgano Hamid Karzai, quien exigió enérgicamente una explicación a Washington por los asesinatos.

La matanza profundizó una crisis entre las fuerzas norteamericanas y los afganos que estalló cuando los estadounidenses quemaron ejemplares del Corán en una base milita en Afganistán. Ese hecho provocó semanas de protestas violentas y ataques que dejaron unos 30 muertos. Seis soldados estadounidenses fueron muertos por sus colegas afganos después que se conoció la quema del libro sagrado de los musulmanes, pero la violencia había empezado a amainar.

"Este es un asesinato, una matanza intencional de civiles inocentes y no puede perdonarse", dijo Karzai en un comunicado. Agregó que ha exigido reiteradamente a Estados Unidos que deje de matar civiles afganos.

La violencia por la quema del Corán provocó llamamientos en Estados Unidos para una salida más rápida de la guerra afgana que inició hace 10 años. El presidente estadounidense Barack Obama dijo recientemente que "este es el momento para la transición", pero agregó que no tenía planes de modificar la agenda actual que devuelve a los afganos el control de la seguridad en todo el país para fines del 2014.

Las tensiones entre ambas naciones parecían estar calmándose ya el viernes, cuando Estados Unidos y Afganistán firmaron un memorando de entendimiento sobre la transferencia de detenidos afganos al control afgano, una medida clave para forjar una estrategia común para el control de las fuerzas estadounidenses en el país.

Pero la matanza del domingo podría atentar contra ese acuerdo.

"Este es un golpe fatal a la misión militar de Estados Unidos en Afganistán. Hasta el último vestigio de confianza y credibilidad que podíamos tener después de la quema del Corán se ha ido", comentó David Cortright, director de estudios políticos en el Instituto Kroc para Estudios Internacionales de la Paz, de Notre Dame, y partidario de un retiro rápido de Afganistán.

"Puede que haya sido el acto de un solo soldado fuera de sí. Pero el pueblo de Afganistán lo verá por lo que fue, una matanza injustificable de civiles inocentes", agregó Cortright.

Otras cinco personas resultaron heridas en el ataque perpetrado por la madrugada en la provincia de Kandahar, entre ellas un niño de 15 años, llamado Rafiulá, que recibió un balazo en una pierna. En un diálogo telefónico con el presidente, dijo que el soldado estadounidense irrumpió en su casa en la mitad de la noche, despertó a su familia y empezó a dispararles, según dijo Karzai en el comunicado.

"Deseo transmitir mis profundas condolencias y pesar por las acciones aparentemente tomadas por un miembro de la coalición en la provincia de Kandahar", dijo en una declaración el teniente general Adrian Bradshaw, subcomandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán.

"Se informó que uno de nuestros soldados mató e hirió a un número de civiles en pueblos adyacentes a su base. No puedo explicar la motivación de dichos actos crueles, pero de ningún modo fue una actividad militar autorizada por la ISAF", dijo, refiriéndose a la Fuerza Internacional de Asistencia de la Seguridad, de la OTAN.

Un fotógrafo de la AP vio 15 cadáveres entre los dos pueblos atacados.

El vocero de la OTAN, Justin Brockoff, dijo que un soldado estadounidense fue detenido en una base de la OTAN como el supuesto atacante.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK