Sentir satisfacción con la vida mantiene al corazón sano

La alegría es el mejor remedio para el corazón y la mejor forma de protegerlo de las patologías. Las personas que sienten más satisfacción con su vida tienen un riesgo menor de sufrir enfermedades cardíacas, concluyó una nueva investigación.

“Este estudio sugiere que estar satisfecho con ámbitos específicos de la vida; como el trabajo, la familia, el sexo o uno mismo; es un beneficio para la salud ya que se asocia con una reducción en la incidencia de la cardiopatía coronaria”, dijeron los autores, que publicaron sus resultados en la revista European Heart Journal.

Los resultados de esta investigación son muy relevantes ya que las enfermedades cardíacas son una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Hay distintos tipos de estas afecciones pero entre las más comunes se cuentan la enfermedad de las arterias coronarias (que son las que irrigan al corazón), el ataque cardíaco y la angina cardíaca, que ocurre cuando una parte del corazón no recibe suficiente irrigación sanguínea.

ALEGRÍA PARA EL CORAZÓN

Los investigadores comentaron que ya se sabía que la depresión y ansiedad afectan negativamente al corazón, pero querían averiguar si los factores psicológicos positivos tienen el efecto contrario. Para indagar en el tema trabajaron con 8000 voluntarios con una edad promedio de 49 años.

Cada uno respondió preguntas sobre los distintos aspectos de su vida diaria; como las relaciones amorosas, el tiempo libre y el trabajo; especificando en todos los casos la satisfacción que sentía con cada uno de ellos.

A continuación, los investigadores analizaron su salud cardiovascular en el momento y en el pasado, y siguieron su evolución por seis años. Y resultó que la felicidad protege al corazón.

Los voluntarios que más satisfacción sentían con su vida mostraron un riesgo 13% menor de desarrollar una cardiopatía coronaria y un problema cardíaco en general. Esta beneficiosa asociación se detectó especialmente para el contento con el trabajo, la familia, el sexo y uno mismo, pero no se relacionó tanto con las relaciones amorosas, el ocio y el estándar de vida.

La asociación positiva fue proporcional en el sentido de que cuanto más felices eran los voluntarios, menor era el riesgo de que su corazón se enferme.

Más información haciendo click sobre el logo de WWW.NEOMUNDO.COM.AR

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK