Parlamento uruguayo dio un paso más hacia matrimonio homosexual legal

El Parlamento uruguayo dio el martes un nuevo paso hacia la legalización del matrimonio homosexual, luego que el Senado aprobara un proyecto que legaliza el matrimonio entre "personas de distinto o igual sexo", que ahora debe volver a votarse en Diputados para completar su sanción.

El proyecto de ley fue aprobado en general con 23 votos sobre 31, tras siete horas de debate, con el respaldo de todos los legisladores del oficialista Frente Amplio (FA), y parte de los senadores de los opositores Partido Nacional y Partido Colorado.

El texto ya fue validado en diciembre de 2012 en la Cámara de Diputados, también por abrumadora mayoría, pero como el Senado el realizó modificaciones, deberá volver a la cámara baja para su ratificación.

El país se convertiría así en el segundo de la región en permitir el matrimonio homosexual, después de Argentina, que lo aprobó en 2010. En Ciudad de México está autorizado desde 2009.

Poco más de medio centenar de activistas que siguieron la sesión desde las gradas recibieron con un cerrado aplauso la aprobación del proyecto que sostiene que "el matrimonio civil es la unión permanente, con arreglo a la ley, de dos personas de distinto o igual sexo" y modifica varias normas del Código Civil para igualar el matrimonio entre heterosexuales con el que contraigan personas del mismo sexo.

Además, incluye cambios -tanto para parejas homosexuales como heterosexuales- en las normas de adopción, filiación, régimen sucesorio y el orden de los apellidos de los hijos, que será de libre elección de las parejas.

"Estamos hablando de las libertades, de que nadie le imponga la moral a otro", sostuvo en el inicio de la sesión, al presentar el proyecto, el senador oficialista Rafael Michelini.

Por su parte, el senador del opositor Partido Colorado, Ope Pasquet, indicó que la norma llega porque ha habido un cambio en la actitud de la sociedad hacia los homosexuales.

"En Uruguay la homosexualidad nunca fue delito pero tampoco era socialmente aceptada", recordó. "Al cesar la invisibilidad de los homosexuales aparece la necesidad de que sus relaciones de pareja sean reguladas por el derecho", enfatizó, al defender su respaldo a la iniciativa.

Solo ocho legisladores de la oposición votaron en contra del proyecto.

"Con esto Uruguay se vuelve a poner a la cabeza en materia de derechos", comentó a la AFP Omar Salsamendi, que a fines de noviembre se casó con su pareja en Buenos Aires y presenció el debate desde el parlamento.

"Es algo histórico para el país, se legisla sobre matrimonio, se modifica sustancialmente el código y se reconocen derechos", sostuvo.

"Esto garantiza una serie de derechos fundamentales, aunque aquí no se termina con la homofobia y la discriminación", advirtió no obstante. "La homofobia se combate con educación y criminalización".

Para Virginia Rubino, de Ovejas Negras, colectivo que promovió la campaña por el denominado "matrimonio igualitario", "se cierra una etapa más".

Cuando termine de aprobarse la norma en el Parlamento, será "el momento de poner la energía en cuestiones cotidianas", dijo a la AFP.

"Ha sido una gran pelea. Habiendo mejorado tanto el marco jurídico en los últimos años ahora hay muchas cosas que hacer: trabajar con las escuelas, las policlínicas, los barrios y los amigos", sostuvo.

En los últimos seis años Uruguay legalizó la unión civil de homosexuales y la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, además de habilitar el cambio de nombre y sexo y el ingreso de homosexuales a las Fuerzas Armadas.

La votación del martes fue precedida por fuertes llamados de la Iglesia Católica uruguaya, durante la reciente Semana Santa, para defender la institución del matrimonio.

Un grupo opositor a la norma convocó además para el lunes por la noche a una marcha en defensa del matrimonio tradicional, pero luego la postergó para la semana próxima, por malas condiciones meteorológicas.

Fuentes legislativas indicaron que se buscará completar la votación en la cámara baja la semana próxima.

El Senado uruguayo aprobó el martes un proyecto que legaliza el matrimonio entre homosexuales, duramente criticado por la Iglesia Católica en los últimos días, y que debe volver a ser validado en Diputados para completar su sanción.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK