Remoción de ex presidente del Banco Central de Nicaragua es "castigo"

Managua, 14 Feb (Notimex).- Sectores de la oposición opinaron hoy que la remoción del presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, se debió a diferencias con el mandatario Daniel Ortega sobre el uso de reservas internacionales para aportar al capital del Banco del ALBA.

Los diputados del partido Liberal Constitucionalista (PLC) Wilfredo Navarro y de la alianza Partido Liberal Independiente (PLI) Eliseo Núñez, criticaron "la destitución" por el supuesto trasfondo del manejo de las divisas de Nicaragua.

Eliseo Núñez cree que la separación de Antenor Rosales, que había presidido la institución durante cinco años, permitiría "legalizar" la deuda de las empresas de la Alianza Bolivariana de las Americas-Nicaragua (Albanisa) a través de la recién creada institución.

A su juicio, a través del Banco del ALBA "recompraría la deuda (privada) y Nicaragua asumiría el débito. Sería muy malo para la economía del país todo lo que viene".

Wilfredo Navarro declaró al Canal Cien por Ciento Noticias que la destitución ocurrió porque "está defendiendo la legalidad en el manejo de las divisas" del país y declaró en público "que no era competencia del presidente" Daniel Ortega.

Pareciera "un castigo" a Rosales, quien acotó que la decisión de colocar las reservas en las instituciones financieras internacionales es una facultad del Consejo Directivo del Banco Central de Nicaragua.

El legislador opositor estimó que "no es la persona" ni las capacidades profesionales "sino las motivaciones que provocaron la destitución y el respeto a la institucionalidad".

El mandatario sandinista nombró al ex ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, como nuevo presidente del Banco Central.

El jefe de la bancada del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro, calificó la remoción como de "cambios normales" en las instituciones y reiteró la "continuidad" de la política económica vinculada a un programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Castro aseguró que Rosales "renunció" por motivos personales. El pasado viernes, se conoció la salida del ex banquero generando especulaciones.

Un fuerte cruce de espadas verbales escenificó el gobernante Daniel Ortega y el entonces presidente del Banco Central por la colocación de reservas internacionales en el Banco del ALBA.

Rosales advertía que las reservas "no se manejaban al capricho y antojo de nadie" y pedía seguridad a la nueva institución de los países de la alianza Bolivariana para tomar una decisión.

El viernes, Ortega desautorizó al funcionario y anunció que solicitaría al parlamento nacional la autorización para destinar cuatro millones de dólares y el uno por ciento de las reservas internacionales, una suma total de 21 millones de dólares, al Banco ALBA.

Venezuela destinó 300 millones de capital semilla a la institución financiera y cada país comprometió el uno por ciento de sus reservas internacionales.

Cuba y Venezuela lideran el ALBA integrada por Nicaragua, Ecuador, Bolivia y pequeñas islas del Caribe.

La cooperación venezolana asciende a unos 500 millones de dólares anuales.

La factura petrolera de unos mil millones de dólares es un crédito concesional, el 50 por ciento pagadera en efectivo a 90 días y el restante en préstamos a bajas tasas de interés.

NTX/SGE/BGG/

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK