Recomienda empresariado de Guatemala rechazar ley de Desarrollo Rural

Guatemala, 8 Jul (Notimex).- Una entidad empresarial guatemalteca recomendó rechazar la iniciativa de ley de Desarrollo Rural que tramita el Congreso, mientras que organizaciones indígenas y campesinas demandan la pronta aprobación del proyecto.

La Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), una entidad del sector empresarial, presentó su evaluación de la iniciativa de ley de Desarrollo Rural Integral en una reunión con diputados de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales.

Representantes de la entidad reconocieron "la gran tarea pendiente en el área rural" del país, pero aclararon que no comparten la iniciativa de ley "por dificultades con su enfoque" y "por no estimar imprescindible una modificación legal de este tipo para impulsar el desarrollo rural".

Según la Fundesa, "políticas públicas bien articuladas y una institucionalidad pública más efectiva podrían tener un efecto positivo en el desarrollo rural" y consideró más provechoso reactivar y reforzar programas y normativas de desarrollo rural vigentes.

En su exposición en el Congreso, al reanudarse las audiencias públicas para el estudio de la iniciativa de ley de desarrollo rural, la entidad empresarial reconoció que "uno de los mayores problemas de Guatemala es el elevado nivel de pobreza" en el campo.

Una de las principales inquietudes del sector empresarial es que la iniciativa propuesta por el Ejecutivo al Congreso "pretende reformar el régimen de uso, tenencia y propiedad de la tierra, el cual ya está normado" en la Constitución.

Estimó que para impulsar el crecimiento y luchar contra la pobreza en la zona rural del país "se requiere de la acción subsidiaria del Estado para potenciar el desarrollo rural", lo cual "no se logra con leyes sino trabajando con las comunidades y detectando oportunidades y fortalezas productivas".

Al citar un ejemplo de la baja productividad en el campo por falta de programas adecuados, la Fundesa señaló que el 37 por ciento de la fuerza laboral del país participa en el sector agropecuario pero aporta solamente el 14 por ciento de la producción nacional.

La entidad empresarial planteó como alternativa "promover una nueva dinámica económica desde lo local, en donde la gestión público-privada y el mejoramiento de la competitividad sean la base para la atracción de inversiones, generación de empleos e incremento de los ingresos para la población".

Organizaciones indígenas y campesinas demandan la inmediata aprobación del proyecto de ley por considerarlo positivo para el país, en cuyas áreas rurales vive alrededor de la mitad de la población, de un total de 14.5 millones de habitantes.

La zona rural de Guatemala se encuentra sumida en el atraso, luego de sucesivos gobiernos y fallidos planes de desarrollo, en detrimento de la población indígena del campo, en donde la gran mayoría de las familias vive en pobreza y extrema pobreza.

NTX/PPR/BGG/

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK