¿Qué le pasó en el pie a Angélica Rivera, esposa de Enrique Peña Nieto?

Beto Tavira
Cuna de Grillos


Todo mundo me lo preguntó. El pasado fin de semana me bombardearon tanto por redes sociales como por WhatsApp un ejército de conocidos y desconocidos preguntándome por qué la virtual Primera Dama de México –ahora sí ya lo hizo oficial el Tribunal Electoral, a mí ni me reclamen– llegó en muletas, el viernes 31 de agosto, al evento donde su esposo Enrique Peña Nieto recibió la constancia de presidente electo.

“Lo único que sé de cierto es que yo no le metí la piedra en el zapato”, les respondí a todas y cada una de las Comadres que Investigan Sobre la Élite Nacional, mundialmente conocidas como mi #CISEN, quienes hasta creen que se iban a quedar tranquilas con esa respuesta. Una me llevó a la otra y esa otra me contactó con una nueva integrate de mi agrupación de espías, la cual, debido a su cercanía con el médico que atendió a Angélica Rivera Hurtado, me informó de manera confidencial que La Gaviota “hace dos semanas fue sometida a una operación del dedo gordo del pie derecho debido a un malestar que traía desde tiempo atrás”.

¿Apoco le causaron estragos los zapatos con tacón del 25? Esa fue la primera pregunta que se me vino a la cabeza #SinAlbur y que le apliqué a mi informanta, pues hasta donde yo recuerdo luego de que Angélica se hizo novia de Peña Nieto literalmente le bajó dos rayitas a sus zapatos con el fin de no verse mucho más alta que el entonces gobernador del Estado de México. También le bajó a la anchura del cepillo redondo con el que se hacía el fleco volado con la secadora y de igual forma le bajó a los escotes y minifaldas #PeroEsaEsOtraHistoria.

No me sorprende que la pregunta sobre qué le pasó en el pie a Angélica Rivera fue el tema más comentado en las terrazas de las casas de Malinalco y Valle de Bravo donde toooooodas las integrantes de #MiCISEN tiene sus casas de descanso. Y es que a raíz de que la actriz Laura Zapata publicó, el 25 de junio, en su cuenta de twitter de que “el fin de semana pasado (29 de mayo) el candidato priísta a la presidencia dla (sic) República, EPN le propinó una severa golpiza a su esposa Angélica” volvió a ponerse sobre la mesa el rumor de que la esposa de Peña Nieto era víctima de violencia intrafamiliar.

En aquella fecha también se me vino un tsumani de personas pidiéndome que confirmara o negara esa versión. Lo que dije y que ahora vuelvo a repetir es que a mí no me constan particularmente esos hechos y, como periodista –del corazón, pero periodista–, antes de publicar una nota en este blog sobre el lado desconocido de los políticos conocidos es indispensable tener pruebas escritas, en audio o video, pero siempre con los pelos de la burra en la mano #Posoye. Tiempo después Laura Zapata dijo que a ella tampoco le constaba #Okela.

Sin más por ahora, los dejo. Me voy a mi limpia de inicio de semana en el mercado de Sonora por aquello de las malas víboras… y vibras. #HastaLaVistaBeibis.

MUCHO OJO

No se pierdan a patir de este viernes (y todos los viernes) mis recomendaciones #DeFinDeSemana donde les revelaré los libros, espectáculos, restaurantes y tratamientos de belleza de las sofisticadas integrantes de mi #CISEN para que luego no me l@s bulleen (de bullying) de que les falta mundo #TeeeenMundoMija.

También te pueden interesar:

-El regreso de Alonso Lujambio tras su lucha contra el cáncer (fotos)
-¿Por qué a Anahí y al futuro gober de Chiapas les ha dado por el exhibicionismo?

Cargando...