Presidente electo de México se compromete a combatir corrupción

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, del PRI, presentó este lunes una iniciativa de reforma para fortalecer la trasparencia, cumplir con convenios internacionales en la materia y combatir la corrupción, uno de los mayores problemas del país latinoamericano.

"Es un proyecto de reforma que nos pone en sintonía con las convenciones internacionales y en línea con los países cuyos prácticas en el servicio público son reconocidas por su apertura y transparencia", dijo Peña Nieto en una reunión pública con senadores de su partido.

Peña Nieto, abogado de 46 años, asume la presidencia de México el 1 de diciembre próximo, con lo que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México de 1929 a 2000 y que es acusado por su detractores de corrupto y autoritario, regresará al poder.

El presidente electo prometió sin embargo que tendrá un gobierno acorde a los tiempos modernos, abierto y transparente, por lo que presentó la iniciativa de reforma del artículo 6 de la constitución mexicana a fin de dar plena autonomía al Instituto Federal de Acceso a la Información.

"Estoy convencido de que con este proyecto se avanza en la construcción de un gobierno democrático, eficaz y honesto que requiere la transformación de nuestro país", dijo Peña Nieto.

Actualmente, el Instituto es un organismo descentralizado del gobierno, cuyas decisiones no son de carácter vinculatorio.

Uno de los aspectos de la reforma propuesta por Peña Nieto es que, de ser aprobada, correspondería a la Suprema Corte de Justicia determinar si se mantiene en la reserva algún tipo de información considereada de seguridad nacional.

En la actualidad, es frecuente que el Ejecutivo rehuse entregar información solicitada por el Instituto con el argumento de que son datos relativos a la seguridad nacional.

Peña Nieto fue declarado presidente electo de México el pasado 31 de agosto luego de que el Tribunal Electoral, en una decisión unánime e inapelable, desechara un reclamo de la izquierda para que la elección del 1 de julio fuera declarada inválida.

La izquierda acusa al PRI de haber comprado al menos cinco millones de votos con recursos públicos e incluso de procedencia ilícita.

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, del PRI, presentó este lunes una iniciativa de reforma para fortalecer la trasparencia, cumplir con convenios internacionales en la materia y combatir la corrupción, uno de los mayores problemas del país latinoamericano.

Cargando...