¿Por qué Angélica Rivera fue de negro a la entronización del Papa Francisco?

Beto Tavira
Cuna de Grillos


Ni está de luto ni es el color de la temporada ni quiere aparentar que está más flaca. La esposa del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, el pasado fin de semana asistió acompañando a su marido a la ceremonia de entronización del Papa Pancho en la plaza de San Pedro, en el Vaticano. #LaGaviotica Angélica Rivera iba totalmente de negro, pero no por decisión propia. Así lo establece el protocolo de la vestimenta para las monarcas, jefas de Estado y esposas de presidentes.

El presidente de México Enrique Peña Nieto y su esposa Angelica Rivera participan en la misa de inauguración del pontificado del papa Francisco en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el martes 19... más 
El presidente de México Enrique Peña Nieto y su esposa Angelica Rivera participan en la misa de inauguración del pontificado del papa Francisco en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el martes 19 de marzo de 2013. (Foto AP/Dmitry Lovetsky) menos 
1 / 8
Associated Press
mar, 19 mar 2013 09:58 CST

Ante este escenario no podía faltar el comentario de las intrigosas espías de #MiCisen quienes, en el cónclave que tuvimos en Acapulco el pasado fin para nuestro torneo mensual de backgammon, dijeron con ese veneno que solo puede salir de su boca: “Con esa regla tan estricta ahora entiendo por qué no asistió la Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama. A nadie le gusta no ser visto”.<

Las más estudiadas y viajadas integrantes de #MiCisen –quienes además se codean con la élite de la Iglesia Católica– me explicaron que bajo ninguna circunstancia una mujer debe presentarse vestida de blanco en las audiencias de San Pedro. Esa es una concesión exclusiva de las reinas católicas y de las consortes de los monarcas católicos a manera de agradecimiento a las casas reales que fueron fieles al catolisismo cuando todos los reinos se convirtieron al protestantismo. Siendo así, las únicas comadres que tienen el “Privilegio de Blanco” o Privilege du blanc son: la reina Sofía de España (quien además, si quiere producirse tantito, lo puede combinar con una peineta), la reina Fabiola de Bélgica y la gran duquesa María Teresa de Luxemburgo.



Ahí está la respuesta del por qué #LaGavi (La Gaviota) llegó con ese outfit tan sobrio. Y es que las reglas de la indumentaria a las que tiene que someterse cualquier dama que pretenda estar frente al Sumo Pontífice son muy precisas: vestidos formales en color negro, sin escotes, de manga larga, los cuales deberán llevar la falda por debajo de las rodillas y cubrir la cabeza con una mantilla negra. Se considera de muy mal gusto que el tacón de los zapatos sea demasiado alto, que usen joyas vistosas y que acudan con exceso de maquillaje.

La Primera Dama de México cumplió al pie de la letra el protocolo. Sin embargo, a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se le pasó un poco el Ángel Face de Pons y, por si no bastara, ¡tocó al Papa! ¡Sí, saludó de beso en la mejilla a don Francisco y eso tampoco está permitido! Al Papa solo se le besa el anillo. Bueno, se le besa la sortija que ocupa uno de sus dedos, la cual tiene en su superficie el sello del Vaticano: dos llaves que representan la manera en que San Pedro puede abrir las puertas del cielo. Si ni siquiera se le debe de besar la mano ahora imagínense la mejilla. Chale con #LaCristi. Tan cerca de Dios y tan lejos del protocolo #TenMundoMana. En fin. Yo los dejo, #HastaLaVistaBeibis.



También te pueden interesar:

-Víctor Hugo Romo presume su nueva Victoria (TUITS) (FOTOS)
-#PRIMICIA ¿Qué secretarios de Estado se divorciaron tras el Calderonismo?
-#FOTOS Los políticos que rebotaron con la dieta del ABC

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK