Padre judoca arabe no la dejara competir sin vestimenta

Londres, 30 de julio (Télam, especial).- La judoca Wodjan Ali Seraj Abdulrahim Sharkhani, primera mujer de Arabia Saudita en la historia de los Juegos Olímpicos, no competirá si la organización le prohíbe presentarse con el hiyab, la vestimenta obligatoria de su país, según anunció hoy su propio padre.

"Estamos hablando con el Comité Olímpico saudita y la Federación de judo para encontrar una solución que permita a la atleta competir", aseguró a la agencia dpa Emmanuelle Moreau, portavoz del Comité Olímpico Internacional (COI).

"Las conversaciones siguen en curso, pero van por la buena dirección", añadió.

La Federación Internacional de Judo (IJF) había puesto como condición para la participación de Sharkhani que la judoca luchara sin el tradicional pañuelo islámico, que "no se ajusta al reglamento de vestimenta para los combates y que puede provocar lesiones", según explicó el presidente del ente, Marius Vizer.

Sharkhani es una de las dos mujeres que el Comité Olímpico Saudí llevó a los Juegos de Londres. La otra es la atleta de 800 metros Sarah Attar, que vive en Estados Unidos.

En la ceremonia de inauguración ambas llevaron el hiyab, obligatorio para las mujeres en Arabia Saudí, que envió por primera vez a mujeres en su equipo olímpico. Esa medida provocó protestas en los círculos más conservadores del país. (Télam).

cst-boc-jja 30/07/2012 15:35

Cargando...