Ocho niños muertos en ataque en Siria, primeros Patriot operativos

Las fuerzas de Bashar al Asad realizaron el sábado múltiples ataques aéreos en Siria, en uno de los cuales murieron ocho niños en el norte, mientras la OTAN anunciaba que sus primeros misiles Patriot desplegados en la frontera sirio-turco podían funcionar.

Los ataques aéreos tuvieron como objetivo las provincias de Alepo y Raqa (norte), Hama (centro), Dera(sur), y el sur y el este de Damasco, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que se apoya en una vasta red de militantes y médicos en el país.

Uno de los bombardeos aéreos del régimen provocó el sábado la muerte de 16 personas, entre ellas ocho niños, en la localidad de Manjib, de la provincia de Alepo (norte), informó el OSDH.

En la misma provincia de Alepo, bombardeos aéreos causaron otros siete muertos en Al Bab y en Azaz, a solamente 7 km de la frontera con Turquía, de acuerdo con la misma fuente.

Une video filmado por un militante y difundido en YouTube --pero que no fue autenticado por ahora-- muestra a decenas de hombres dirigiéndose hacia edificios de varios pisos afectados por el ataque aéreo, para tratar de encontrar eventuales sobrevivientes bajo los escombros.

Se ve a un hombre, cuyas vestimentas estaban cubiertas de polvo, gritando mientras corría con un joven ensangrentado en los brazos.

"¡Bashar es un perro!", gritaba un joven frente a la cámara.

Otros insurgentes murieron en el bombardeo por la aviación de su bastión de Quseir (centro).

Según un balance provisional, la violencia causó el sábado al menos 83 muertos en el país, según el OSDH: 47 civiles, 25 rebeldes y 11 soldados.

Trece personas murieron en Daraya, en el suroeste de la capital, por las fuerzas del régimen que tratan desde hace casi un mes de recuperar esta localidad rebelde.

stos actos de violencia ocurren mientras la primera de las seis baterías de misiles Patriot desplegadas por la OTAN en Turquía para proteger su frontera con Siria de posibles ataques fue declarada operacional este sábado, afirmó la Alianza Atlántica en un comunicado.

Esta batería, puesta a disposición de la OTAN por Holanda, "ayudará a proteger a la ciudad y la población de Adana (sudeste) frente a las amenazas (de disparos) de misiles", afirmó el cuartel general de las fuerzas de la OTAN en Europa (SHAPE).

"Las otras cinco baterías de Patriot estarán colocadas y serán declaradas operacionales en los próximos días", añade el comunicado.

La OTAN afirma que cuando el dispositivo esté completamente en funcionamiento podrá brindar protección a unos "3,5 millones de turcos".

En virtud de una decisión tomada en diciembre por la OTAN, Alemania, Holanda y Estados Unidos instalarán en Turquía dos unidades de Patriot y hasta 350 soldados cada uno. La misión de la Alianza Atlántica está programada para durar un año.

Los misiles tierra-aire Patriot PAC-3 pueden destruir en vuelo misiles balísticos tácticos, misiles de crucero o aviones.

Turquía solicitó su despliegue a raíz de una serie de disparos de obuses sirios hacia las localidades turcas próximas a la frontera.

Tanto las autoridades turcas como las de la Alianza Atlántica insistieron en varias ocasiones en el carácter puramente defensivo de este despliegue, criticado por el régimen del presidente sirio Bashar al Asad y por Rusia.

Mientras Naciones Unidas calcula que habrá 1,1 millones de refugiados de aquí a junio, Gran Bretaña se comprometió a suministrar 25 millones de euros de ayuda humanitaria suplementaria para los 600.000 refugiados sirios. La mitad de la suma será consagrada a ayudar a Jordania, que alberga unos 300.000 refugiados.

La agencia de la ONU para la ayuda a los refugiados de Palestina (UNRWA) exhortó el sábado a los donantes, que se reunirán el 30 de enero en Kuwait para movilizarse en favor de una ayuda humanitaria a los sirios, que no olviden a los 500.000 palestinos instalados en Siria.

"En momentos en que los donantes harán sus promesas de donación, les pido que no olviden a los refugiados palestinos", indicó un comunicado del director de la UNRWA, Filippo Grandi.

"Cerca de 525.000 refugiados palestinos en Siria sufren" este conflicto, afirmó, e indicó que se trataba de personas "convertidas en dobles refugiados".

Siria padece desde marzo de 2011 una revuelta popular contra el régimen de Bashar Al Asad, convertida en abierto conflicto armado.

Según la ONU, más de 60.000 personas han muerto en este conflicto.

Unos 10.000 de palestinos de Siria ya han abandonado este país, huyendo de la guerra, para hallar refugio en Líbano, según la UNRWA.

Las fuerzas de Bashar al Asad realizaron el sábado múltiples ataques aéreos en Siria, en uno de los cuales murieron ocho niños en el norte, mientras la OTAN anunciaba que sus primeros misiles Patriot desplegados en la frontera sirio-turco podían funcionar.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK