Muestra Carlos Fuentes su faceta de caricaturista en una entrevista

México, 20 Jul. (Notimex).- Un espacio dedicado al fallecido escritor mexicano Carlos Fuentes, en el que se presenta una entrevista que le hizo la periodista Elena Poniatowska, muestra su faceta de caricaturista.

La relevancia que el literato dio a la historia de este país se publicó en la revista Relatos e Historias en México, en su número 47, correspondiente al mes de julio.

En abril de 1958, con motivo de la publicación del libro "La región más transparente", de Fuentes, quien falleció el pasado 15 de mayo, el autor y la reconocida periodista y escritora, además de amiga del intelectual mexicano, tuvieron una charla sobre esta obra que causó gran revuelo en las letras nacionales.

De acuerdo con la revista, que se ilustra con una imagen de aquel encuentro, que fue tomada por el recién fallecido fotógrafo Héctor García, dicho libro marcó un parteaguas en la narrativa mexicana.

Durante la entrevista, Fuentes opinó que los escritores en México no tenían un lugar digno y se les privaba de una crítica auténtica, debido a la apatía pública y literaria, la única salida que tenían los literatos era la simulación, marcada fuertemente por inclinaciones o tendencias políticas.

En el país, decía, la creación literaria verdadera, requiere de extraordinarias dosis de heroísmo, en las que escribir obras como "Pedro Páramo" representaba una victoria sobre la indiferencia, la abulia y la simulación, fuera de la supuesta responsabilidad social.

Otro punto importante que destacó fue, que en ese momento, ante la falta de una conciencia crítica en los periodistas de México, el escritor debía asumir ciertas funciones de alerta.

En cuanto a los puntos de transformación que se avecinaban con la entrada de la década de los 60, mencionó a su amiga que, uno de los principales sucesos era la defensa de la soberanía mexicana, la educación del sistema político a reglas de consenso y participación populares y el cumplimiento total de la reforma agraria.

También, la renovación racional de la educación mexicana y un socialismo democrático que supla la necesidad de inversión extranjera, temas que los escritores abordan sobre una mesa de café y deben hacerlos trascender.

Consideró que hasta ese momento, 1958, las generaciones literarias del siglo habían fracasado en cuanto a la forma de dirigirse al país y proponerle valores y soluciones.

"Individualmente han dejado obras de un valor extraordinario, pero también han infectado a la literatura mexicana de una enfermedad perniciosa, el miedo a llamar las cosa por su nombre, la literatura mexicana tiene el campeonato mundial del eufemismo, lo cual ha llevado a una situación de mutismo e irresponsabilidad crítica".

Como complemento, en la revista se hace un acercamiento sobre la relación que Fuentes tuvo con la historia de México, el escritor reflejó en su obra su gran interés por el pasado.

Desde su primer libro "Los días enmascarados" (1954), el escritor mostró su predilección por la historia mexicana, y manifestaba que el pasado está vivo, e ignorarlo es condenarse a un futuro muerto.

Trató entre otros temas la Revolución Mexicana en "La región más transparente" (1958), y "La muerte de Artemio Cruz (1975).

Con motivo del quinto centenario del descubrimiento de América (ocurrió en 1992), en 1990 Fuentes comenzó la filmación de la serie televisiva "El espejo enterrado", que ofrece una historia cultural compartida por los pueblos de habla española.

En otras publicaciones recordó la extraordinaria vivencia del pasado milenio mexicano, produjo el documental "Puebla hace 150 años", que narra la intervención francesa en 1862, el cual se estrenó pocos días después de su muerte.

De esta forma, Fuentes imprimió en letras que de Morelos a Porfirio Díaz, y a lo largo del siglo XX, la historia de México, no es lo que quiso ser.

Sobre sus obras, la revista Relatos e Historias de México, describió que muchas de ellas manifestaron de diversas formas su postura crítica hacia la política del presidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-70), especialmente después de la masacre estudiantil de 1968.

Esta tendencia se ilustra en la publicación con una caricatura sobre el ex mandatario, la cual se realizó en 1970, pues además, Fuentes también se caracterizó por ser un excelente caricaturista.

Se hace hincapié, en que Carlos Fuentes conoció a Octavio Paz (Nobel de Literatura) en París en 1950, consolidando una buena amistad que duraría más de 30 años, hasta que en 1988, Enrique Krauze hizo una fuerte crítica a Fuentes en la revista "Vuelta" que dirigía Paz.

El libro "La región más transparente" se publicó el 7 de abril de 1958, del cual ya se habían dado a conocer algunos fragmentos en el suplemento de Novedades, "México en la Cultura", por los cuales muchas señoras exclamaban que Fuentes era un monstruo.

Su obra enjuicia al movimiento de 1910, en el año de su publicación, el escritor mencionó que "La Revolución mexicana, origen de la nueva clase política, constituye, por ello, un ritornello continuo de la novela. Triunfó la Revolución burguesa con Carranza, Obregón y Calles".

Agregó que "fue derrotada la Revolución popular con Zapata y Villa, y sin embargo, en tanto no se cumplan totalmente las exigencias de la revolución popular, la clase burguesa no encontrará el apoyo necesario para la construcción e una democracia industrial moderna".

La publicación de la entrevista que data de 1958, se presentó en la publicación "México en la cultura", con un con una portada que mostraba dos imágenes, por un lado, la fotografía de Alfonso Reyes, calificado como el patriarca de las letras mexicanas, y por el otro, el representante de la nueva literatura, Carlos Fuentes.

NTX/SCC/AQF

Cargando...