Pueblo de EEUU, destrozado por matanza de 26 personas en una escuela

Los residentes de un idílico pueblo del estado de Connecticut se encontraban este sábado sumidos en el horror a raíz de la masacre de 20 niños pequeños y seis adultos, una de las peores matanzas en centros educativos de la historia de Estados Unidos.

Un joven fuertemente armado mató a 18 niños dentro de la escuela primaria Sandy Hook, dijo el portavoz de la Policía del estado de Connecticut, Paul Vance. Otros dos niños murieron en el hospital como consecuencia de las heridas, agregó.

También murieron seis adultos en la escuela, señaló el portavoz, antes de que el atacante, vestido con ropas de combate, según informes de prensa, cayera muerto por disparos. Aún no se sabe si propios o de la Policía.

Entre los muertos figuran la directora de la escuela, Dawn Hochsprung, y la psicóloga, Mary Scherlach.

La mayoría de los niños estaban en primer año, según dijo este sábado a la prensa el médico forense H. Wayne Carver, que también sostuvo que fue "probablemente la peor escena criminal" que presenció en 30 años de carrera.

De acuerdo a Carver, todas las víctimas habían sido alcanzadas por "entre 3 y 11 balazos" cada una.

La policía de Connecticut informó a su vez este sábado que 16 de los 20 niños tenían 6 años y 4 ya habían cumplido los 7. Doce eran niñas y ocho varones. Seis mujeres adultas, integrantes del cuerpo de funcionarios de la escuela, figuran también en la lista de víctimas. La mayor tenía 56 años.

El presidente Barack Obama viajará el domingo a Newtown, donde se reunirá con los familiares de las víctimas, agradecerá a los servicios de emergencia y tomará la palabra en un oficio religioso, hacia las 19H00 locales (00H00 GMT), según anunció este sábado el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney.

En la mañana de este sábado, durante su alocución semanal, Obama había llamado a sus compatriotas a solidarizarse con los familiares de las víctimas de la matanza. De los 20 niños fallecidos, 16 tenían 6 años de edad y otros cuatro contaban con 7 años.

Los acontecimientos posteriores a la matanza siguen siendo confusos, pero The New York Times sostiene que el autor de los disparos no tuvo dificultades para superar todas las medidas de seguridad de la escuela porque la directora le abrió la puerta, ya que conocía a la madre de Adam, exdocente de la escuela. La Policía, por el contrario, sostuvo este sábado que el tirador ingresó a la fuerza.

Munido de dos pistolas automáticas y un fusil de asalto, que luego la policía encontró al lado de su cuerpo, Lanza concentró su locura asesina en dos aulas de clase.

La noticia se expandió rápidamente entre los padres de los cerca de 700 niños que asistían a esa escuela, muchos de los cuales se precipitaron al lugar para recuperar a sus hijos, provocando una larga fila de vehículos en los accesos.

Equipos de intervención policial ingresaron a la escuela rompiendo numerosas ventanas, controlando pieza por pieza del establecimiento y comenzaron a evacuar a los niños.

El cuerpo sin vida de Adam Lanza fue encontrado a las 09H50, según CNN. Al parecer se suicidó. La matanza no había durado más de veinte minutos.

Horas después de la masacre, centenares de personas se reunieron para una vigilia en la iglesia de Newtown, cuya capacidad se vio totalmente colmada, y muchos debieron quedar fuera.

"Es una comunidad que realmente se une cuando suceden cosas como ésta", dijo el párroco Robert Weiss durante la misa. Durante el oficio religioso también se leyó una carta del papa Benedicto XVI.

"He pedido a nuestro Dios padre que consuele a aquellos que lloran la pérdida de un ser querido y que sostenga a toda la comunidad con la fuerza espiritual que se impone a la violencia a través del perdón, la esperanza y el amor reconciliador", escribió el Papa, según la prensa estadounidense.

"Nuestra fe ha sido puesta a prueba", dijo por su parte el gobernador del estado, Dan Malloy, a la muchedumbre congregada. "No necesariamente nuestra fe en Dios, sino nuestra fe en la comunidad y en quiénes somos, en lo que representamos colectivamente".

El portavoz policial Vance dijo que el autor de los disparos, Adam Lanza, había estado inusualmente preciso y metódico a la hora de abrir fuego.

La Policía encontró muerta en su casa a la madre de Lanza --con lo que el número de víctimas asciende a 27 y a 28 si cuenta al propio tirador-- quien había sido maestra en Sandy Hook y que Adam habría ultimado antes de dirigirse al centro escolar.

"Pensé que todos íbamos a morir", dijo una maestra a la cadena ABC, a la que narró que se mantuvo escondida con sus alumnos en el baño.

Un joven estudiante dijo a la cadena de televisión WCBS que pudo escuchar los disparos, pero que no sabía de dónde venían. "Estaba en el gimnasio en ese momento... escuchamos varios 'bangs' y pensamos que era el guadia tirando cosas. Escuchamos gritos", dijo.

"Entonces entró la Policía. '¿Está aquí?' Y él salió corriendo. Entonces alguien gritó '¡vayan a un lugar seguro!' y nos metimos en un armario del gimnasio y nos quedamos allí por un rato", dijo mientras llegaban sus estupefactos padres.

Barack Obama hizo una declaración pública para expresar su "abrumadora pena". Ordenó que las banderas nacionales flamearan a media asta.

Hubo similares expresiones de pesar en todo el mundo.

De todas las masacres en campus universitarios y escuelas de Estados Unidos, el saldo en número de víctimas de este episodio sólo fue superado por la de la Universidad Técnica de Virginia en 2007, en la que fueron asesinadas 32 personas.

Los últimos datos exceden largamente los de la masacre de 1999 en la escuela secundaria de Columbine (15), que desencadenó un feroz pero inconcluso debate sobre las flexibles leyes sobre posesión de armas en Estados Unidos.

Cientos de personas rezan por la memoria de las víctimas de la mascare de Sandy Hook School en una iglesia en Newtown, Connecticut el 15 de diciembred e 2012.

Un hombre fuertemente armado abrió fuego este viernes en una escuela primaria de Connecticut, noreste de Estados Unidos, en un ataque que dejó 27 muertos, entre ellos 20 niños y el atacante, informó la policía.

Los residentes de un idílico pueblo del estado de Connecticut se encontraban este sábado sumidos en el horror a raíz de la masacre de 20 niños de corta edad y seis adultos, una de las peores matanzas en centros educativos de la historia de Estados Unidos.

Mapa de localización de fatal tiroteo en una escuela de Connecticut en EEUU

Un tiroteo en una escuela primaria de Connecticut, en el noreste de Estados Unidos, dejó este viernes "varios muertos", incluyendo estudiantes, dijo la policía, que además indicó que el tirador yacía muerto dentro del edificio.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK