Lluvias sin precedente en California

Una tormenta dejó el lunes una precipitación de 18 centímetros (siete pulgadas) de agua en diversas zonas de California, donde causó inundaciones menores, aludes y cierres de carreteras, aunque los expertos del clima advirtieron que las verdaderas secuelas del mal tiempo están por llegar todavía.

Se prevé una precipitación adicional de ocho centímetros (tres pulgadas) de lluvia en toda la región para el miércoles en lugares ya saturados de agua, lo cual aumenta la posibilidad de deslaves e inundaciones repentinas, dijo Stuart Seto, del Servicio Meteorológico Nacional.

Las lluvias incesantes que azotaron California el fin de semana rebasaron los anteriores registros históricos y causaron numerosos accidentes de tránsito, derribaron árboles y obligaron la cancelación de algunas carreras hípicas.

El Servicio Meteorológico dijo que la acumulación de agua podría alcanzar el miércoles 51 centímetros (20 pulgadas) en algunas zonas apartadas. Según los pronósticos, el miércoles pasará la primera fase de la tormenta y tras un breve receso se reactivará la noche de Navidad.

Un derrubio de piedras y lodo ocurrido la noche del domingo obligó el cierre de un tramo de 30 kilómetros (20 millas) de la escénica Carretera de la Costa del Pacífico entre Malibú y Oxnard. La Patrulla de Caminos de California dijo que no hubo heridos por este hecho.

El temporal azotó el viernes el estado después de que un gran frente de tormenta procedente del golfo de Alaska se topó con una masa de aire húmedo subtropical del océano Pacífico.

Cargando...