Hubo 5 vías de compra del voto: Movimiento Progresista

Representantes del Movimiento Ciudadano aseguran que la supuesta compra del voto se dio en distintas estrategias.


Ricardo Mejía, representante ante el IFE del Movimiento Ciudadano, y Jaime Cárdenas, diputado del PT, señalaron que hubo cinco vías para compra de votos en las pasadas elecciones.

Ambos abogados coinciden en que tienen identificadas cinco vías por las que, presuntamente, el Partido Revolucionario Institucional compró sufragios.

En primer lugar, los abogados citan el desvío de presupuesto público de gobiernos estatales y municipales. “Se consumieron todo el presupuesto público con tal de que ganara Peña Nieto”, afirmó Mejía Berdeja en una entrevista con Animal Político en la sede del Movimiento Ciudadano. Pese a la acusación, el representante ante el IFE declinó dar más detalles, bajo el argumento de que todos los datos con que cuentan serán revelados mañana por Andrés Manuel López Obrador.

El segundo mecanismo detectado es la condonación de impuestos como el predial o la tenencia vehicular; la tercera, una inyección de recursos a la campaña del PRI en Zacatecas por parte de dos grupos financieros extranjeros llamados Global Capital Group y Global Net Services.

La cuarta vía de presunta compra del voto ha estado bajo la atención mediática en los días pasados y es la entrega de tarjetas de beneficios para canjearse en las tiendas de autoservicio Soriana, o también, con crédito para hacer llamadas telefónicas.

“Sólo en el Estado de México hubo 1 millón 800 mil tarjetas. Había puñados de tarjetas que iban desde los 100 hasta los mil 750 pesos”,  aseguró Mejía.

El quinto mecanismo también implica tarjetas, pero con presuntos depósitos en efectivo hechos a través del Grupo Financiero Monex.

Entre estas cinco estrategias que la coalición de izquierdas Movimiento Progresista denuncia, no hay una que preocupe en especial a los abogados.

“Concatenadas, cada una arma una operación que consideramos es la más escandalosa del país en compra de votos”, afirma Mejía Berdeja. “Incluso me atrevería a decir que no hay un precedente internacional de una compra de votos tan abultada como ésta”.

Para allegarse de las pruebas que han resultado en la cifra de 5 millones de votos presuntamente comprados, el Movimiento Progresista acepta que una de las fuentes a las que más han recurrido son las redes sociales.

“Lo de Soriana lo ha sacado la propia gente. Son fuentes ciudadanas a través de las redes sociales”, apuntó Jaime Cárdenas en una charla telefónica.

“La gente nos ha hecho llegar testimonios porque (la compra) fue tan burda y tan reprobable, que hay gente indignada con lo que ha pasado y nos acerca la evidencia”, coincidió Mejía Berdeja, quien agregó que hay personas que han dejado testimonio de la venta de su voto. No obstante, al solicitarle muestras de esas voces, el político de origen torreonense pidió esperar a mañana.

La impugnación, por la vía constitucional


Sobre el proceso que seguirá tras el posicionamiento de López Obrador acerca de los resultados de la elección, el político del Movimiento Ciudadano apuntó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tendrá que revisar todos los elementos y apegarse al artículo 41 de la Constitución, el cual establece que la renovación de poderes debe ser mediante elecciones “libres y auténticas”.

“No puede presumirse libertad ni autenticidad con la compra de votos, con encuestas para generar intención de votos y con falta de equidad en los medios de comunicación”, agregó el abogado.

Por el momento, el equipo jurídico de Andrés Manuel López Obrador asegura que mañana presentará los detalles de su decisión y esperará hasta el 6 de septiembre, fecha en que el TEPJF debe resolver sobre los comicios del domingo 1 de julio.

“El Tribunal debe calificar toda la elección. Las elecciones ya no se pueden constreñir a cuántos votos hubo, sino a cómo llegaron a las urnas. Es como decir: ‘jugaste un partido de futbol y te metieron dos goles, sí. Pero te amarraron, cometieron faltas. Es garantizar que haya competencia”.

Sin ponerse de acuerdo en las cifras


Andrés Manuel López Obrador asegura que en la elección presidencial del 1 de julio se compraron por lo menos 5 millones de votos que favorecieron al contendiente priista Enrique Peña Nieto, sin embargo, entre los miembros de su equipo que revisan si pedirán la nulidad o la invalidez de la elección, no hay acuerdo sobre si la cifra de presuntos votos comprados es real y comprobable, o es una estimación.

Mientras que el representante ante el IFE del Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja, aseguró ayer que los 5 millones de votos presuntamente comprados es una cifra que no corresponde a estimaciones, sino a conclusiones, el diputado del Partido del Trabajo y doctor en Derecho, Jaime Cárdenas, afirma que son cálculos que tienen base en los operativos detectados antes y después de la jornada electoral.

También te puede interesar:

Soriana prepara defensa ante IFE y Fepade
En caso Monex, sí habrá coordinación con el PRD: PAN

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?