Gabriela Ruiz Martínez, la doceava desaparecida del Heaven

Gabriela desapareció entre el 26 y el 27 de mayo, en la colonia Juárez. Se le vio por última vez en el bar clandestino Heaven. Llevaba un vestido azul y el cabello rubio, teñido, su frente es pequeña, sus ojos café y su complexión delgada, tal como se describe en la ficha de búsqueda AYO/1731/2013, emitida el pasado 31 de mayo.

Ficha de búsqueda

Esta edecán de 25 años es la doceava persona presuntamente privada de la libertad en dicho establecimiento de la Zona Rosa. La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, sin embargo, ha descartado integrar su caso a la indagatoria sobre el secuestro colectivo abierta el 30 de mayo, “porque ni la madre misma ha podido precisar si Gabriela se encontró ese día en ese lugar”, como dijo el pasado 1 de junio el titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza.

No obstante, para su mamá, Mercedes Martínez, la cosa es clara: “Ella acudió a bailar ese día a ese antro, llegó con unas amigas, ellas se retiraron, y mi hija se quedó”.

Fue por estas amigas, destaca la madre, que pudo enterarse de su desaparición, aunque tres días después de que ocurriera.

“Se comunicó una de sus amiguitas para preguntarme si sabía de Gaby –narra–, dijo que su celular estaba apagado, y luego se enteró de lo que había pasado (en el Heaven) y me avisó.”

“Gabriela, trabaja, es independiente, se mantiene sola, es soltera y yo casi no la veo, pero me duele mucho saber que algo le haya pasado”, afirma la señora Mercedes Martínez, cuya asistencia se tiene prevista, junto con los padres de las otras once víctimas, a la reunión de este martes con el procurador Ríos Garza, en la agencia 50 del Ministerio Público.

Búsqueda burocrática

Aunque han transcurrido ocho días de que el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes, de la Procuraduría capitalina, fuese oficialmente notificado de la desaparición de los clientes del bar Heaven, la dependencia no ha iniciado ninguna acción para la difusión de las fichas de búsqueda, con los retratos y señas particulares de cada víctima y, de hecho, ni siquiera han sido montadas en internet.

Consultada sobre esta situación, la subdirectora del CAPEA, María Elena Esquivel, señaló que esto se debe a que los padres no autorizaron la difusión pública de estas fichas, versión que fue desmentida por Leticia Ponce, madre del menor desaparecido Jerzy Ortiz, ya que “los papás y mamás somos los más interesados en que se difundan estos volantes, cómo no íbamos a autorizar su difusión, eso es absurdo. Por eso todas las familias han estado, por sus propios medios, reproduciendo y distribuyendo, pegando aquí y allá, los carteles de búsqueda, porque ni eso ha hecho la PGJDF”.

Catean un bar en La Roma

Como parte de las investigaciones por el caso de los 12 jóvenes desaparecidos, autoridades del DF catearon ayer un local comercial conocido como como Cristal, localizado en Insurgentes 504, colonia roma Sur.

Los agentes catearon el lugar por alrededor de hora y media, para después subir bolsas negras a camionetas que fueron acercadas a la entrada del establecimiento.

Antes de dejar el lugar, las autoridades colocaron sellos a la entrada.

También te puede interesar:

-Martes, próxima reunión de familias de Tepito con procurador del DF

Cargando...