Fingió su secuestro para faltar un día al trabajo

Sheila Bailey Eubank de San Antonio, Texas, aseguró que un hombre la secuestró y la llevó a diferentes lugares muy extraños. 

Además, dijo que el hombre la atacó, intentó ahorcarla con una cuerda, que la ató y luego la dejó en el auto donde la encontraron unos policías, según publica La Patilla.

Luego de su declaración a la policía le pareció sospechoso un boleto de lotería que encontraron dentro del vehículo que tenía fecha de compra durante el horario que la mujer supuestamente había sido secuestrada, por lo que fueron hasta la tienda y al revisar los vídeos de las cámaras de seguridad se dieron cuenta que Bailey compró el boleto sin apuro ni nerviosismo, incluso fue amable con el empleado que la atendió.

Frente a estos antecedentes Eubank tuvo que confesar que en realidad lo inventó todo porque quería un poco de atención y tener un día libre en el trabajo.

 

Cargando...