Finaliza periodo legislativo en Panamá sin aprobar reforma electoral

Panamá, 29 Abr (Notimex).- El Parlamento de Panamá finalizará este lunes sus sesiones ordinarias del primer periodo sin la aprobación de una reforma electoral y con advertencias de que el oficialismo pretende introducir cambios sin consenso y sin transparencia.

La polémica surgió a raíz de que una comisión legislativa presentó al pleno una propuesta apartada de los lineamientos principales negociados por diversos sectores en 2010 y que impulsaban cambios para una mayor fiscalización y participación ciudadana.

Ante las agudas diferencias entre los parlamentarios y el rechazo del Tribunal Electoral (TE) a la iniciativa sin consenso, el presidente de la Asamblea Nacional, Héctor Aparicio (del gobernante Cambio Democrático, CD) anunció que el debate fue suspendido.

Incluso señaló que "sería mejor" retomar el tema cuando reinicien las sesiones parlamentarias el 1 de julio próximo, en el segundo periodo del año, al descartar un llamado a sesiones extraordinarios por los cuestionamientos a este tipo de periodos.

El proyecto de la Asamblea "contiene cero transparencia, cero participación ciudadana y debilita la institucionalidad democrática de nuestro país", dijo el magistrado presidente del TE, Gerardo Solís.

En una evaluación del tema con la Comisión Nacional de Reformas Electorales Solís se inclinó por mantener la ley electoral tal como está y no introducir cambios que pueden afectar el proceso democrático de Panamá iniciado hace 22 años.

Representantes de varios sectores consensuaron en 2010 una iniciativa de reforma con mayor participación ciudadana y con más fiscalización a los financiamientos que reciben los partidos políticos en elecciones.

La intención era que las reformas estuvieran listas en los primeros meses de 2011 para que fueran aplicadas de cara a los comicios de 2014, cuya preparación la iniciará el TE en las próximas semanas.

Según Solís, la propuesta del Parlamento "representa un retroceso a épocas superadas".

Para el dirigente del opositor Partido Popular, Miltón Henríquez, las autoridades del gobierno "están tratando de acomodar la legislación a sus propios defectos y sus propias carencias".

"Están estableciendo normas para que no se puedan hacer debates presidenciales porque ellos no aguantan un debate", indicó Henríquez.

Además, se pronunció a favor de que la Asamblea Nacional deje la legislación electoral sin cambios en lugar de introducir artículos que deterioren la democracia.

Las mayores objeciones se relacionan con las limitantes establecidas para la fiscalización del financiamiento además de que "relaja" las candidaturas independientes.

El gobernante CD, cuyo máximo dirigente es el presidente Ricardo Martinelli, tiene el control del Parlamento, de 71 diputados.

NTX/AGI/AES/

Cargando...