España y Estados Unidos: una final y dos salidas

España y Estados Unidos se reencuentran el domingo en una final olímpica tras el gran partido que jugaron hace cuatro años en Pekín, un duelo en que la victoria tiene dos significados: para los estadounidenses es la única salida honrosa y para los españoles es un sueño.

"¡No!", respondió Kobe Bryant cuando se le preguntó si Estados Unidos podía volver a casa con otra cosa que no fuera el oro.

Desde 1992, Estados Unidos envía a sus mejores jugadores a los Juegos Olímpicos y al Mundial -antes enviaba a equipos universitarios- y sólo una vez se volvieron sin el oro, en Atenas-2004.

Era el equipo de Stephon Marbury y Allen Iverson y no se le apodó de ninguna manera, pero al que fue a Pekín-2008 se le bautizó como "el de la redención" (Redeem Team), así que algo malo debieron hacer.

En el equipo de Londres hay dos supervivientes del equipo de Atenas, Lebron James y Carmelo Anthony. Y están además Kobe Bryant, Kevin Durant, Kevin Love...

Estados Unidos llega a la final con un recorrido impecable. Siete victorias y un promedio de 117 puntos anotados y 81 encajados. El entrenador estadounidense ha logrado implicar a todos sus jugadores y repartir el esfuerzo.

Ninguno de ellos es el mejor anotador del torneo, ni el que capturó más rebotes o dio más asistencias, pero siempre hay un estadounidense entre los mejores en cada categoría.

Kevin Durant está anotando 18 puntos por partido, Lebron James dando 5,9 asistencias y Kevin Love capturando 7,4 rebotes.

Ante ellos, se presenta una España que llegó a las finales de todos los torneos en los que participó con Pau Gasol y se llevó unos cuantos: campeona del mundo en 2006, medalla de plata en los Juegos de Pekín y campeona de Europa en 2009 y 2011.

"Somos muy afortunados de tener una segunda oportunidad" de luchar por el oro y ante Estados Unidos, dijo Gasol.

"Queda un partido y hemos de tratar de cumplir ese sueño que es la medalla de oro", agregó.

España se midió a Estados Unidos en la final de Pekín-2008 y perdió 118-107, en un gran partido.

"Es un equipo que puede ganarnos", dijo el entrenador estadounidense Mike Krzyzewski. "Tienen uno de los cinco mejores jugadores del mundo, que es Pau Gasol. He visto un poco del partido de esta noche y (José Manuel) Calderón hizo grandes canastas".

Mike Krzyzewski teme dos cosas de los españoles: "la talla y la experiencia".

"Han jugado juntos durante mucho tiempo", explicó. Sobre la altura, Estados Unidos vino a Londres con un único pivot, Tyson Chandler, de 2,15 metros. España, en cambio, cuenta con los dos hermanos Gasol, Pau (2,14) y Marc (2,12), más Felipe Reyes (2,07), "un jugador infravalorado muy dinámico en ataque", dijo Krzyzewski.

Los jugadores argentinos Emanuel Ginóbili y Carlos Delfino también apuntaron a los hombres altos como una de las claves de la final.

"España tiene un poquito más de margen" que Argentina para ganar a Estados Unidos "porque tiene más jugadores, más talla, son más fuertes al rebote, son más jóvenes, así que tienen un poco más de chances", sostuvo.

"Pero deben practicar un gran juego, porque pestañeas contra este equipo y te hace un parcial tremendo", advirtió Ginóbili tras el partido de semifinales en que cayeron ante los estadounidenses.

"España es un equipo alto bajo los aros que puede complicarle las cosas a Estados Unidos. Puede ser un partido diferente a los vistos" hasta ahora en el torneo y que los estadounidenses anaron con felicidad.

Los precedentes no deberían invitar al optimismo de España. Ha perdido las dos finales olímpicas que ha jugado ante Estados Unidos y sólo se impuso en dos de sus dieciséis encuentros (en el Mundial de 1982 y el de 2002).

De hecho, Estados Unidos sólo perdió una de las catorce finales olímpicas que jugó, ante la URSS en Múnich-72.

Pau Gasol (D) se abraza a un compañero para celebrar el pase de España a la final olímpica, este viernes en Londres. España y Estados Unidos jugarán el domingo por la medalla de oro de baloncesto masculino de los Juegos Olímpicos de Londres mientras que Argentina y Rusia se medirán por el bronce.

La estrella de la NBA Kobe Bryant (D) protege el balón ante la defensa del argentino Manu Ginobili, durante la semifinal. Estados Unidos sólo perdió una de las catorce finales olímpicas que jugó, ante la URSS en Múnich-72.

Jugador de baloncesto estadounidense LeBron James fotografiado en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Londres ante Argentina en el North Greenwich Arena de Londres el 10 de agosto de 2012.

Resultados de las semifinales (90 x 57 mm)

El pívot argentino Luis Scola (C) entra a canasta bajo la presión del estadounidense Andre Iguodala, durante las semifinales. Guiada por Emanuel Ginóbili, la Generación dorada argentina fue subcampeona mundial en Indianápolis 2002, oro en los Juegos de Atenas-2004 y bronce en Pekín-2008, por lo que una victoria significaría su tercera medalla consecutiva.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK