"Cuando España clarifique su rescate, los mercados van a calmarse"

"En los próximos días España dará detalles de su petición de ayuda", indicó Obama en una conferencia de prensa al término de la cumbre del G20 celebrada en Los Cabos (México). A juicio de Obama, cuando España "clarifique" la recapitalización de su sistema bancario, "cuando los mercados vean eso", va a ayudar a calmar la inquietud y a imprimir confianza.

El mandatario agregó que los problemas económicos de Europa no serán resueltos por el G-20, ni por los Estados Unidos, sino por las naciones europeas, e indicó que su gobierno no ofrecerá ninguna promesa financiera a sus socios internacionales.

Obama se involucró en las discusiones de la cumbre sobre la crisis en Europa, con posibles repercusiones para la economía norteamericana -que aún se recupera lentamente de una recesión- y en la ambición reeleccionista del presidente. Al respecto, reconoció que los problemas económicos de Europa, así como la continua incertidumbre económica en los Estados Unidos, "tienen el potencial de impactar algo en las elecciones".

El mandatario dijo que confiaba en que los europeos podrán resolver el problema, pero también reconoció el desafío que enfrentan, porque cada país debe aprobar por separado cualquier acción para estabilizar a la unión fiscal.

OTRAS VOCES, LOS MISMOS PROBLEMAS

El tema de la ayuda a la banca española fue también tratado por otros líderes en la cumbre mundial, donde los jefes de Estado pidieron a España claridad sobre los detalles de cómo y cuando se producirá la petición de fondos, según dijo la canciller alemana, Angela Merkel.

En declaraciones a la prensa, la canciller habló de la necesidad de que la solicitud de ayuda se formalice pronto y comentó que España aclaró en la reunión que "va a presentar pronto su petición".

Por su parte, el jefe de Ejecutivo español, Mariano Rajoy, abogó por cerrar el mecanismo de ayuda a la banca española "con la mayor celeridad posible" y señaló que el Gobierno está pendiente de ver si se recurrirá a uno de los dos fondos de rescate europeos existentes "o a un instrumento distinto".

En la cumbre, según la canciller alemana, hubo un "amplio consenso" acerca de que España reciba la ayuda europea en el momento en que se sepa el detalle de los informes externos que se pidieron sobre la cartera crediticia de la banca española, muy expuesta a los activos tóxicos inmobiliarios.

El próximo jueves se conocerá la cifra inicial que propondrán en sus evaluaciones dos consultoras independientes y probablemente pocos días después se presentará la petición formal de ayuda por parte de las autoridades españolas.

Pero la cifra final que solicitará España se sabrá en septiembre, después de un segundo informe de otras cuatro auditoras, una valoración más exhaustiva.

Merkel indicó que las entidades que operan con un déficit de capital representan un "peligro" para la economía y para la estabilidad de los mercados.

El Eurogrupo pactó hace diez días conceder al Estado español una línea de crédito de hasta 100.000 millones para recapitalizar la banca, ayuda que se inyectaría en principio a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), de titularidad publica.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK