Duda EEUU de Peña Nieto en combate al narco por posible nexo del PRI con el crimen: NYT

Políticos estadounidenses han expresado su preocupación ante un posible viraje en la estrategia contra el crimen organizado de México tras la elección presidencial del próximo 1 de julio y otros dudan del compromiso del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, para combatir a la delincuencia ante las acusaciones de nexos con el narcotráfico que pesan sobre algunos ex gobernadores del PRI.

De los tres candidatos, para los políticos estadounidenses consultados por The New York Times Peña Nieto es quien despierta mayores preocupaciones sobre el compromiso que tendrá para combatir al crimen organizado, debido a que ex gobernadores de su partido, como Tomás Yarrington, han sido ligados recientemente con el crimen organizado.

The New York Times resalta que los críticos del PRI sostienen que ese partido ha pactado con narcotraficantes y sostiene que su caída en las encuestas también tiene que ver con los señalamientos de posibles nexos con el crimen organizado.

Sin embargo Peña Nieto dijo en entrevista con el diario que él representa el rostro fresco del PRI e incluso reveló que él nunca ha probado alguna droga ilícita. También señaló que otros partidos han tenido su cuota de manzanas podridas.

Pese a la defensa que hace Peña Nieto, el diario sostiene que “su mensaje de un nuevo PRI ha sido socavado por las noticias -que se publican casi a diario- sobre ex gobernadores priistas acusados de corrupción y posibles vínculos con el crimen organizado”.



El rotativo estadounidense  destaca que hasta el momento los tres principales candidatos a la Presidencia han planteado la idea concretar un viraje en la llamada guerra contra el narcotráfico para privilegiar la disminución de la violencia sobre arrestos y decomiso de droga, al tiempo que se niegan a a hablar del desmantelamiento de los cárteles de la droga

“¿Se dará una situación en la que el próximo Presidente se hará de la vista gorda ante los cárteles, entregará a México a los cárteles o se aliará con Estados Unidos para combatirlos?”, se cuestionó el legislador republicano por Arizona Ben Quayle.

Además, tanto Enrique Peña Nieto (PRI), como Andrés Manuel López Obrador (PRD) y Josefina Vázquez Mota (PAN) han ofrecido retirar paulatinamente al Ejército de la lucha anticrimen, ante los numerosos casos de violación a los derechos humanos.

“Los candidatos, mientras han prometido continuar con la guerra contra el tráfico de drogas, han afirmado que pretenden retirar eventualmente al Ejército mexicano del combate a las drogas”, apunta el rotativo.

Menciona que Vázquez Mota plantea que los resultados de la guerra anticrimen no deberán ser medidos en función de cuántos criminales son capturados, sino considerando qué tan seguras son las comunidades.

Sobre AMLO subraya que su estrategia de seguridad se llama “Abrazos, no balazos” y que el candidato de izquierda critica cómo EU ha abordado el tema de la seguridad en México, al señalar que en lugar de enviar helicópteros debería ofrecer créditos baratos.

También te pueden interesar:

-Ligan a Eugenio Hernández y a Yarrington en red de lavado
-Acusan a Yarrington en EU de lavado de dinero

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?