No es una cuadrilla de "drones", son calamares volando

Igual que los misiles, estos moluscos salen eyectados del mar lanzando un poderosos chorro de agua a presión, antes de desplegar de inmediato sus aletas a modo de alas, explica Jun Yamamoto, de la universidad de Hokkaido.

La velocidad de estos calamares es aún mayor que la del hombre más rápido de la tierra: Usain Bolt recorrió 10.31 metros por segundo durante los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

"Hasta ahora, solo había testimonios y rumores, y nadie sabía exactamente cómo hacían estos animales para volar, pero al fin tenemos la prueba", relató Yamamoto a la AFP, basándose en fotos.

En una de ellas, se ve a una veintena de calamares volando en formación.

En julio de 2011, Yamamoto y su equipo hallaron un banco de unos 100 calamares en pleno Océano Pacífico, a unos 600 km al este de Tokio. Cuando su barco se aproximó, los pequeños calamares de unos 20 centímetros de largo salieron disparados como cohetes. "Una vez que lanzaron su chorro de agua, se los vio volar gracias a sus aletas", indica el equipo de Jun Yamamoto en un informe.

Según el propio Yamamoto, permanecen en el aire durante unos tres segundos, recorriendo una distancia de aproximadamente 30 metros.

"Al caer repliegan sus aletas para amortiguar el choque, y entran en el agua de forma aerodinámica", dice el informe.

"Uno de los descubrimientos es que este calamar no se limita a salir del agua, también una posición aerodinámica muy elaborada para volar", prosigue le informe.

Al planear, el calamar espera huir de un eventual perseguidor, pero según los autores, podría también quedar a la merced de otros depredadores: los pájaros del mar.

El estudio de los científicos japoneses fue publicado esta semana en la revista alemana Marine Biology.

Hace apenas un mes, otros científicos japoneses, así como cadenas de televisión de Japón y Estados Unidos, anunciaron haber filmado por primera vez un calamar gigante a 900 metros de profundidad en el Océano Pacífico.

El mítico animal, de color plateado, fue filmado el 10 de julio de 2012 por un equipo del Museo Científico Nacional japonés en colaboración con la cadena pública nipona NHK y la cadena especializada Discovery Channel.

El calamar gigante, cuyo nombre científico es architeuthis, fue detectado a 630 metros de profundidad por un equipo en submarino, a 15 km al este de la isla Chichi, en el Pacífico norte.

El submarino, con tres personas a bordo, entre ellos Tsunemi Kubodera, del museo científico japonés, siguió al calamar gigante hasta 900 metros de profundidad, antes de que éste desapareciera en los abismos.

La NHK divulgó imágenes del calamar, cuyo cuerpo se calculó tenía unos tres metros de largo. Pero su longitud total "es estimada en ocho metros, teniendo en cuenta que sus dos principales tentáculos estaban seccionados", declaró entonces a la AFP Tsunemi Kubodera.

Cargando...