Cuatro gigantes de la tecnología en el mundo que parecían "intocables" pero que están en la "picota"

Hace unos cinco años el cuadro hubiera sido impensable pero hoy es una realidad cruel y concreta.

En 2007, Nokia era el primer fabricante mundial de celulares; Research In Motion (RIM) se transformaba en el jugador dominante entre los “smartphones” con sus BlackBerry; Motorola estaba en el podio de los primeros fabricantes en varios países, como Estados Unidos y Argentina; y HTC asomaba como un actor importante en China, el mayor mercado del mundo.

Pero en este 2012, este cuarteto de fabricantes de celulares atraviesan crisis profundas que abren un gran signo de interrogante sobre su futuro.

La elección de 2007 no es aleatoria: el 29 de junio de ese año comenzó a venderse en los Estados Unidos el primer iPhone de Apple.

Ninguno de los cuatro protagonistas de esta historia tomó en serio al teléfono táctil creado por la compañía de Steve Jobs, porque demoraron en reaccionar.

Y, cuando lo hicieron, fue tarde, ya que la empresa con sede en la ciudad californiana de Cupertino los desplazó con fuerza en casi todos los principales mercados del mundo.

ContextoEl panorama actual no colabora para las chances de recuperación de estos actores.

Las ventas mundiales de teléfonos móviles cayeron por segundo trimestre consecutivo, según la firma de investigación Gartner, que recortaría sus previsiones para este año, mientras los consumidores tardan más en renovar sus dispositivos debido a la incertidumbre económica.

La empresa también dijo que Samsung ha aumentado su diferencia sobre Apple y que su cuota de mercado superó el 20% en el segundo trimestre de 2012.

“Para 2012, el mercado mundial parece más débil de lo que había pronosticado al principio del año”, dijo Anshul Gupta, principal analista de investigación en Gartner, que esperaba la venta de unos 1.900 millones de móviles este año.

“Los consumidores están aguantando con sus viejos dispositivos”, agregó, según informó la agencia Reuters.

Las ventas cayeron un dos por ciento en el segundo trimestre respecto al año anterior a 419 millones de unidades, remarcó Gartner.

Aunque algunos están esperando a teléfonos como el iPhone 5 de Apple, que saldría este mismo año, otros simplemente prefieren posponer compras caras o esperar promociones, afirmó Gupta.

A pesar de una debilidad generalizada, las ventas trimestrales de móviles de Samsung subieron alrededor de un 30% respecto al año anterior, gracias al récord marcado por los “smartphone” Galaxy.

La empresa surcoreana ha superado a Nokia como principal comercializador de estos aparatos, con un 22% de cuota del mercado mundial, según el informe de Gartner.

Las ventas del fabricante finlandés cayeron un 15% y su cuota de mercado bajó tres puntos respecto al año anterior al 20%.

Samsung y Apple se consolidan como los dos fabricantes líderes del mercado de los teléfonos inteligentes.

La empresa surcoreana ha conseguido el 32,6% de las ventas en el segundo trimestre del año, prácticamente doblando el porcentaje de la compañía estadounidense, que se ha quedado en un 16,9% de cuota de mercado.

El amplio catálogo de “smartphones” de Samsung se impone a las distintas versiones del iPhone.

Según datos de la consultora IDC correspondientes al segundo trimestre, la firma asiática ha conseguido vender 50,2 millones de teléfonos inteligentes.

Los informes se acercan a los confirmados por Samsung, que al anunciar sus beneficios récord ha informado 50,5 millones de terminales.

En el segundo trimestre de 2011 la compañía asiática vendió 18,4 millones de dispositivos y tenía un 17% de cuota.

Apple ha ampliado sus ventas aunque ha bajado su cuota, debido a que también ha crecido el volumen total de “smartphones” vendidos. Según IDC, son 26 millones de iPhone, el 16,9% del mercado, en el segundo trimestre.

En el mismo período de 2011, esta compañía consiguió colocar 20,4 millones de terminales y su cuota era del 18,8%. De un año para otro las ventas de dispositivos iPhone han aumentado un 27,5 por ciento.

NokiaSi Samsung y Apple son los triunfadores indiscutibles, Nokia ostenta el rol totalmente opuesto.

La compañía finlandesa sigue perdiendo cuota de espacio, sin conseguir mejorar sus números.

Durante el segundo trimestre, ha vendido 10,2 millones de unidades, con una participación de mercado del 6,6%. Esta es una cifra que alerta, ya que tenía un 15,4% en 2011 y después de un año bajó casi 9 puntos.

Se trata de un descenso muy pronunciado, tanto en ventas como en cuota, que muestra la difícil situación que atraviesa la finlandesa.

La multinacional triplicó su pérdida neta en el segundo trimestre hasta 1.529 millones de euros, frente a los 492 millones perdidos un año antes.

El "rojo bruto", entre abril y junio, pasó de 544 millones de euros hace un año a 878 millones ahora.

El gigante finlandés achacó el resultado a que la empresa atraviesa por un “período de transición” y que está llevando a cabo una transformación estratégica.

“Mientras que el segundo trimestre fue difícil, los empleados de Nokia están demostrando su determinación para reforzar nuestra competitividad, mejorar el modelo operativo y cuidar los recursos financieros”, señaló Stephen Elop, director ejecutivo de la firma.

Elop resaltó, además, que Nokia está ejecutando con “urgencia” su programa de reestructuración, que incluye el despido hasta finales de 2013 de 10.000 trabajadores en todo el mundo, el 7,7% de su plantilla, en una medida anunciada hace un mes.

El fabricante escandinavo vendió 83,7 millones de teléfonos entre abril y junio, un 1% más que en el primer trimestre, pero un 5% menos que un año atrás.

De ellos, 10,2 millones corresponden a “smartphones”, una cifra un 39% inferior a la del mismo período de 2011, y 4 millones a los nuevos modelos de la gama Lumia.

Cuando Elop asumió el cargo de presidente ejecutivo de Nokia en septiembre de 2010, la compañía finlandesa era el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes, con una cuota de mercado por encima de 30%. 

Un año más tarde, ese porcentaje se había reducido a la mitad, según IDC.

En los siguientes nueve meses podría suceder de nuevo y la participación de Nokia se ubica actualmente en el 7%. Las ventas de activos, cierres de fábricas y pérdidas de empleo de decenas de miles de personas han seguido.

BlackBerryLa involución de RIM, el fabricante del BlackBerry, es de tal magnitud que Samsung debió asegurar este mes que no consideró adquirir a la firma canadiense o llegar a un acuerdo de licencia con el nuevo sistema operativo del fabricante de teléfonos inteligentes.

Una falta de apoyo de posibles socios, como la multinacional surcoreana, podría significar más problemas para RIM, que busca varias opciones para hacer que su negocio repunte.

La empresa "ya perdió su iniciativa en el mercado de teléfonos inteligentes y lo que queda no se ve muy atractivo para organizaciones como Samsung”, dijo Lee Sei-cheol, analista de Meritz Securities.

“Si tuvieran una gran cantidad de patentes, podría ser el activo más interesante para potenciales compradores”, agregó, citado por la agencia Reuters.

RIM planea utilizar su nuevo sistema operativo, conocido como BB10, en una línea de BlackBerry de vanguardia que sería lanzada a inicios del próximo año.

Se cree que es la última esperanza de la compañía para revertir la persistente caída de sus equipos en su participación del mercado.

Las acciones de la empresa canadiense han caído más de 80% desde el inicio del 2011, cuando Apple y otros fabricantes de teléfonos inteligentes empezaron a ampliar su ventaja sobre la firma norteamericana.

El CEO de RIM, Thorsten Heins, negó los rumores de que los últimos resultados económicos, aunque el retraso del lanzamiento de BlackBerry 10 auguran su final.

El alto ejecutivo ha asegurado que la firma no está en "una espiral de muerte" y que actualmente está en un proceso de transición del que asegura que saldrá “con éxito". La situación igual ha provocado que tenga que despedir a 5.000 trabajadores.

MotorolaEl reciente anuncio de Google de recortar unos 4 mil empleos en Motorola Mobility aumentó los nubarrones sobre el futuro de esta marca, que fue sinónimo durante muchos años de celulares, en especial en la Argentina.

Además de los despidos, Motorola se retirará de mercados poco rentables y dejará la fabricación de aparatos de baja gama, además de reducir la oferta de modelos, dijo su nuevo CEO, Dennis Woodside.

Google compró en 2011 Motorola Mobility por unos 12.500 millones de dólares. Según informaciones oficiales, el gigante de Internet estaba interesado sobre todo en las 17.000 patentes del fabricante de celulares.

Esta marca usa desde hace unos años el sistema operativo de Google, Android, pero sigue registrando pérdidas. 

Woodside apuesta por mejorar las capacidades tecnológicas de los teléfonos para devolverle protagonismo a Motorola, por ejemplo con programas para el reconocimiento de personas a través de la voz, mejoras cámaras y baterías con mayor duración.

Muchas de las novedades saldrán de un laboratorio de innovaciones de Google, que trabaja con sólo unas pocas decenas de personas y es dirigido por la ex jefa de la agencia de investigación militar DARPA, Regina Dugan.

A diferencia de los 27 modelos presentados el año pasado, ahora Motorola prevé reducir su oferta de equipos, una estrategia similar a la de Apple. 

Woodside reiteró su promesa de que la firma no será favorecida por Google en comparación con competidores que también operan con Android. 

Se descuenta que socios del gigante de la Red como Samsung, HTC, LG o Sony Ericsson sigan con atención todo lo que la compañía del buscador haga con Motorola.

HTCEn los últimos seis meses HTC comenzó un declive pronunciado, que contrasta con el ritmo ascendente que tuvo hasta 2001.

Ninguno de sus nuevos equipos consiguió un éxito, sus ingresos y beneficios ingresaron en zona de tormenta, y la taiwanesa vale hoy en torno a un tercio de lo que cotizaba en marzo.

La empresa asiática ha vendido 8,8 millones de “smartphones”, por detrás de los 11,6 millones de 2011.

En cuanto a su cuota de mercado, ha conseguido un 5,7%, también inferior al 10,7% de 2011.

HTC era un recién llegado al negocio de electrónica de consumo que encontró por primera vez el éxito como una marca blanca de teléfonos de Android. Los ingresos se duplicaron, alcanzando un máximo en la Navidad de 2011. 

Pero allí el piso se movió debajo de sus pies. El HTC One X no causó la impresión deseada entre los consumidores de esta primavera y ahora las ventas y los beneficios están en caída libre.

En un intento por enderezar el barco, HTC ha vendido de nuevo su participación en la empresa Dr. Dre, dedicada a los auriculares, después de que la combinación de sus teléfonos con estos dispositivos de audio no inyectará credibilidad a la marca.

Las oficinas de Seúl y Brasil fueron cerradas, así como su centro de investigación en Carolina del Norte.

ConclusiónLa historia sugiere que una vez que se encuentran en picada, los fabricantes de teléfonos raramente se recuperan.

Siemens, por ejemplo, fue un fabricante que estuvo entre los cinco primeros, pero que comenzó a perder su atractivo en 2001. En dos años su cuota de mercado se redujo a la mitad. Antes de 2005 se había reducido a la mitad otra vez, y la división de teléfonos fue vendida a una empresa china.

El declive de Motorola, que fue el número uno del mundo, se puede datar a partir de 2007, cuando llegó el iPhone. Le tomó 18 meses para que cayera la mitad de las ventas. El negocio de teléfonos móviles se vendió a Google el año pasado.

En todo caso, el ritmo de disminución va en aumento. Cuando los consumidores se decidieron por equipos inteligentes, como los “smartphones”, dos marcas premium, la propia Apple y Samsung, tomaron el control de más de la mitad de las ventas en todo el mundo. El cuarteto de esta nota encabezan el lote de los desplazados.

Cargando...