Confirman construcción de polémica torre financiera en Panamá

Panamá, 10 May (Notimex).- El ministro de Economía de Panamá, Alberto Vallarino, confirmó hoy la construcción de una polémica torre financiera, con un costo de unos 220 millones de dólares, justo donde operó la embajada de Estados Unidos.

El funcionario, quien acudió con el arquitecto diseñador Ignacio Mallol, se defendió este día de las críticas lanzadas por grupos de la sociedad civil opuestos a la edificación y cuyas protestas no evitaron la destrucción del inmueble donde operó la embajada.

El mes pasado finalizó la demolición del edificio que ocupó la embajada de Estados Unidos entre 1938 y 2007, en la Avenida Balboa, y en las cercanías del estatal Hospital Santo Tomás, construido en 1924.

"Es un proyecto de carácter urbanístico para mejorar ese sector que está deteriorado, será un rascacielos bien hecho", indicó Mallol.

Panamá alquiló en 1938 por 999 años el terreno donde Estados Unidos construyó su embajada, aunque mediante un acuerdo bilateral Washington aceptó finalizar el contrato a cambio de un terreno de 17 hectáreas valorado en 18.5 millones de dólares.

Vallarino dijo que el gobierno panameño contratará un socio estratégico para la construcción del edificio, con el fin de celebrar en 2013 los 500 años del descubrimiento del Mar del Sur por Vasco Núñez de Balboa.

Indicó que el Estado aportará el terreno y los planos para el edificio, con una participación de acciones de entre 40 y 50 por ciento, mientras el capital para construir el inmueble será financiado por el socio estratégico.

Según Vallarino, con esa torre, el gobierno se ahorrará en alquileres anuales alrededor de 2.6 millones de dólares anuales, debido a que serán trasladados el Banco Nacional y varias entidades estatales del sector financiero.

Además, la torre albergará un hotel de 172 habitaciones, oficinas privadas, mirador y otras facilidades; además de integrar la zona aledaña al hospital Santo Tomás.

Grupos de la sociedad civil advierten que con el proyecto será afectado el terreno donde opera el nosocomio, aunque Mallol rechazó esa apreciación al indicar que más bien se dará una moderna fisonomía al sector.

"El patrimonio histórico debemos respetarlo, pero los monumentos también pueden ser intervenidos, no son estáticos", manifestó Mallol, sobre el Hospital Santo Tomás, cuya fachada principal es considerada patrimonio nacional.

La torre, una especie de obelisco medirá 360 metros, para hacer referencia al tamaño de las esclusas del Canal de Panamá de 1914, y una antena que lo hará llegar a 426 metros, la medida de las esclusas cuando la vía sea ampliada, explicó Mallol.

NTX/AGI/AES/

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK