¿Cómo opera la red internacional de 'El Chapo'?

El Cártel de Sinaloa ha construido la mayor red internacional de tráfico de drogas, en comparación con otras organizaciones mexicanas que han sido vulnerables ante detenciones, peleas internas y divisiones. El analista Samuel Logan, publicó un reporte sobre cómo los sinaloenses construyeron su red internacional en Estados Unidos y el mundo. Logan es fundador y asociado de Southern Pulse, una firma de investigación especializada en seguridad, política, energía y negocios en América Latina.

En el texto de Logan, publicado en Combating Terrorism Center e Insight Crime, se afirma que durante el  sexenio del ex presidente Felipe Calderón el gobierno mexicano tomó una postura agresiva contra las muchas bandas criminales de tráfico de drogas en el país. La llamada guerra contra el narcotráfico sigue a punto de estallar mientras los principales cárteles, también llamados por el autor “organizaciones trasnacionales del crimen”, pelean el territorio entre sí. El artículo explica las fuentes de la producción de drogas del cártel de Sinaloa, así como su expansión internacional en diversas artes del mundo.

Un elemento básico del cártel de Sinaloa es su relación con organizaciones más pequeñas -”de segundo nivel”- que han demostrado fuerza y capacidad a nivel de ciudad o estado, pero que no han podido superar esta limitante, tales como La Línea o el Cártel de Jalisco Nueva Generación. Estos grupos han crecido en fuerza, aunque principalmente en zonas rurales, donde al mismo tiempo crece la actividad de los grupos de autodefensa que se conforman para proteger sus comunidades de narcotraficantes y policías corruptos, lo cual refleja la falta de paciencia de la sociedad ante la lenta solución de este tipo de problemas por parte del gobierno.

Según Logan, de todas las organizaciones criminales en México, un grupo se mantuvo casi sin resguños durante el sexenio pasado: el Cártel de Sinaloa. Esta organización, dirigida por Joaquín “El Chapo” Guzmán, que a pesar de haber sufrido una serie de golpes por parte de otros cárteles y las fuerzas federales, en comparación con Los Zetas, La Familia y el Cártel del Golfo,  no ha sufrido la disolución de elementos clave de su organización.

De acuerdo con el analista, la posición estratégica del cártel de Sinaloa promueve los negocios de droga y no los baños de sangre o la violencia. Desde una perspectiva general, su organización es una de las más sangrientas en su operación, sin embargo, si se le compara con  sus enemigos, tal vez sea la menos violenta tomando en cuenta su gran tamaño. La recurrente estrategia de expansión de El Chapo” descansa en la misma decisión pragmática de flexibilizar su operación. El capo considera a nuestro país como una robusta base para su operación en el resto del mundo: África, Asia, Australia, Centro y Sudamérica y la Unión Europea.

La expansión internacional y la oferta de drogas

Centroamérica fue la primera parada del cártel de Sinaloa en su plan de expansión comercial internacional. Era un movimiento lógico el control de las relaciones y el territorio en Guatemala y posteriormente Honduras, lo cual le consiguió un amplio acceso a uno de sus principales productos: la cocaína. Desde las plantaciones de arbustos de coca en los Andes, en Sudamérica, la coca viaja de las hojas de los árboles a las fosas nasales nasales desde el sur hasta el norte, pasando frecuentemente por Centroamérica en Honduras o Guatemala antes de aterrizar en México, donde podría ser almacenada por un tiempo antes de enviarse en un cargamento hacia Estados Unidos o a Europa vía África.

Cuando el gobierno de México complicó los planes del cártel de Sinaloa en 2006 y 2008 para adquirir precursores químicos para otro de sus principales productos como es la metanfetaminas, Centroamérica sirvió como fuente temporal mientras buscaba alternativas en Argentina, antes de encontrar proveedores en Asia, donde tiene relaciones con tres grupos criminales con base en China.

Mientras empujaba hacia el sur desde América Central, “El Chapo” se enfocó en Colombia, donde se encuentra la fuente a precio de productor para la cocaína. En un evento fortuito que cambió el panorama regional, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entraron de nuevo en negociaciones de paz con el gobierno colombiano en noviembre pasado, donde un punto clave que pide la administración del presidente Santos es el retiro de facto de las FARC del mercado regional de la coca. Mientras los insurgentes salen del negocio, grupos locales probablemente se beneficiarán de su retiro y capturarán su parte en el mercado. Sin embargo, el cártel de Sinaloa podría ser el único agente externo en beneficiarse igualmente de este cambio. La consolidación de Sinaloa en Colombia facilitará la logística y el transporte, reduciendo los costos de transacción al mover los productos de Clombia hacia México. Asimismo, una mayor presencia del cártel en Colombia le permitiría capturar mayor ganancia mientras consolida su poder de compra en el punto más alto de la cadena de distribución de la coca, maximizando las ganancias por cada kilo comprado en Colombia y vendido en Estados Unidos.

Mientras el gobierno colombiano ve más allá de las FARC para enfocarse en otras redes de narcotráfico, el cártel de Sinaloa podría encontrarse en la necesidad de otras opciones, pues mientras Colombia se vuelve un mercado más difícil, para conseguir cocaína, podría responder incrementando su presencia en Perú, Bolivía y Ecuador, donde ya ha hecho incursiones significativas, posiblemente como un plan de contingencia tras su estrategia en Colombia. En suma, los subsidiarios de “El Chapo” tienen una presencia en 16 países en el continente americano, de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR).

Mientras tanto, el cártel de Sinaloa ha estado buscando el control de la oferta de droga activamente a través de la costa del Pacífico. Desde el descubrimiento en 2007 de alrededor de 205 millones en efectivo en la mansión del empresario chino-mexicano Zhenli Ye Gon, las autoridades federales mexicanas han explorado las fuentes de precursores químicos del cártel de Sinaloa en China.

Más recientemente, sin embargo, varios reportes periodísticos ofrecen evidencia anecdótica de que el cártel continúa interesado en un control de la oferta en Asia, pues las autoridades de Malasia realizaron un juicio contra tres mexicanos de Sinaloa por operar un laboratorio de metanfetamina, el cual terminó en junio de 2011. Los originarios de Culiacán presumiblemente eran miembros del cártel de Sinaloa y se les encontraron 15 millones de dólares en metanfetaminas en el momento de la detención, en 2008.

Finalmente, en enero de 2011 los medios mexicanos reportaron que el cártel de “El Chapo” y sus operadores compraban heroína en Afganistán para proveerla en ciudades de Estados Unidos que incluyen Nueva York y Chicago. De acuerdo con el especialista Edgardo Buscaglia, el cártel usaba compañías legales en sociedad con organizaciones cirminales turcas e indias para comprar y transportar la heroína.

La expansión internacional y la demanda

Los Estados Unidos permanecen como la demanda más importante de mercado para los productos del Cártel de Sinaloa, es decir, marihuana, cocaína y metanfetaminas. La Unión Europea y Australia, sin embargo, han probado ser mercados atractivos para la organización debido a la flexibilidad del precio y la distancia del lugar de origen de la droga. Estas sustancias son un producto lucrativo porque los adictos son altamente “flexibles” cuando se trata de precios altos., recordando que mientras más lejos viaje un kilo de coca desde Colombia, mayor ganancia produce el comerciante.

Los precios desde Colombia a Texas, por ejemplo, podrían aumentar desde 5 mil dólares por un kilo hasta 16 mil dólares; a París, 25 mil dólares; al llegar a Australia costaría 250 mil el kilo. La explicación del analista es que a la distancia que viaja el cargamento, hay que agregarle el riesgo y las dificultades para el traslado.

Por ejemplo, la ruta de Colombia a Francia incrementa significativamente el precio por un kilo de cocaína pura. Hay un riesgo para mover la cocaína de Colombia a Centroamérica, probablemente a Honduras, donde es almacenada hasta que el cártel de Sinaloa está listo para pasarlo a México. Una vez que la cocaína llega aquí, se requiere aún un aumento de precio debido a “presiones del mercado”, es decir, la acción del gobierno y grupos rivales. El kilo tiene un aumento significativo de precio cuando viaja hacia la Unión Europea a través de Africa Occidental o tal vez vía España. Esto vuelve a suceder cuando el precio de venta cambia de dólares a euros. En algunos casos, el tipo de cambio incrementa el valor, mientras que en otros -como el de Australia- el precio de la coca en las calles es tan alto que los tipos de cambio tienen poco impacto al tomar la decisión de transportar cocaína a través del Pacífico.

Al ser un punto de entrada hacia la UE, el oeste de África se mantiene como un objetivo de los narcotraficantes, además que los reportes recientes sugieren que los cárteles mexicanos continúan expandiéndose en la región. Guinea-Bissau es uno de los países  donde se afirma que la llamada Federación de Sinaloa y otras organizaciones latinoamericanas trabajan directamente con el ejército local. El modelo de negocio utilizado más frecuentemente utilizado por “El Chapo” es uno donde se asocia con bandas locales las cuales resultan fortalecidas. Sólo de forma my inusual los obliga a salir del camino. Debido a esto, algunos medios han empezado a calificar al cártel de Sinaloa como un “narco-holding”, en referencia a los modelos de negocios con subsidiarias a nuvel mundial.

Australia, como se observa ofrece una oportunidad muy grande para ganancias que parecen increíbles. De acuerdo con un reporte periodístico, la inversión es tan lucrativa que las organizaciones usan aviones sólo para trasladar millones de dólares cada mes desde Australia hacia Estados Unidos y así comprar cocaína para vender de nuevo en Australia.

Las cudades de EU tales como Nueva York, Dallas, Atlanta, Chicago, San Diego, y Los Angeles, son partes integrales de las rutas y estrategias de distribución de cualquier traficante de drogas. Por otra parte, desde los años noventa, los cárteles colombianos  han perdido terreno frente a la influencia de los mexicanos, aunque al parecer el papel del cártel de Sinaloa en la distribución de las drogas sólo llega hasta las ventas al mayoreo, donde redes de compradores crean una red de distribución con un interés especial en la metanfetamina, la cual probablemente ya desplazó a la cocaína como la droga ilegal más consumida, aunque aún detrás de las medicinas que requieren receta. El aumento de la demanda de metanfetaminas en el este de EU es la principal culpable de este ascenso.

El papel de Chicago

Aunque el cártel de Sinaloa inició su tráfico hacia EU mediante el paso de Nogales a Phoenix, al mejorar sus tratos con otras organizaciones aumentó su influencia a áreas controladas por sus aliados. Ninguna ciudad sirvió más a sus propósitos en EU que Chicago.

Al ser una ciudad grande en medio del poniente de EU,  Chicago presenta ventajas para la distribución y un fuerte mercado de demanda. Conecta por carretera con grandes rutas de distribución y muchas veces es el punto final del traslado desde el sur de la frontera, el cual pasa por las cudades de Oklahoma y San Luis. Aunque podría debatirse, Juárez parece ser el punto de cruce fronterizo más fuerte para la federación sinaloense debido a la cantidad de cruces vehiculares, en comparación con otros puntos donde tienen influencia.

Dentro de Chicago,  un barrio conocido como “Little Village”, en South Lawndale, es el punto estratégico de “El Chapo”, desde donde distribuye hasta dos toneladas métricas cada mes. Chicago y Los Angeles son las ciudades con más pandillas callejeras. Sólo Chicago tiene más de 120 mil miembros de pandillas, según la DEA. Estas pandillas son las que compran mercancía a los mexicanos y la distribuyen al consumidor final de cocaína.

Al interior de México

El titular de Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, encargado actualmente de la seguridad a nivel federal, señaló a fines de febrero que su principal objetivo es capturar a Guzmán Loera. Periodistas y analistas han afirmado que el gobierno podría haber evitado su captura debido quizá a su capacidad para proporcionar eficaz información de inteligencia sobre cárteles rivales.

En esa predilección por la negociación en lugar de usar la violencia, “El Chapo” eligió terminar las batallas con los cárteles de Tijuana y Juárez y alcanzar un acuerdo de negocios los líderes, lo cual explicaría la caída de la violencia en ambas ciudades. Estos acuerdos consisten básicamente en dos premisas: 1) cada bando debe ordenar a su gente dejar de pelear  y 2) los antiguos rivales establecen un sistema de “rentas” o “tarifas de uso” que permitirían el libre paso de los cargamentos.

Asimismo, la decisión de entrar a Guatemala fortaleciendo sus relaciones con organizaciones criminales locales apoyando en la producción de metanfetamina, más que una lucha sangrienta contra la hegemonía de Los Zetas, parece un claro signo de su estrategia.

Aunque el cártel de Sinaloa profundiza sus raíces fuera de México, siempre dependerá de la fuerza de sus cimientos en nuestro país. Ni la DEA, el FBI, o las policías locales de EU u otros países podrían acabar con la estructura del cártel siempre y cuando  permanezca intocable e México.

Cargando...