Cinescopio loco

Un encuentro inesperado en el agua

Un joven practicaba stand up paddle -una forma de deslizamiento en la que se usa un remo y una tabla de surf- en una playa cuando de pronto algo se agitó con fuerza en el agua. En un segundo, un remolino de espuma sacudió con fuerza la tabla y la volteó. El pequeño "tsunami" surgido de la nada debe haberle dado al surfista el susto de su vida.



Afortunadamente solo se trataba de una manada de manatíes, al parecer incómoda con el intruso, o quizás tan asustada como él por el inesperado encuentro.

Los manatíes, también conocidos como vacas marinas, son apacibles criaturas hervíboras que habitan tanto en aguas dulces como saladas de América y Africa. Suelen pastar a poca profundidad cerca de las costas en busca de hojas de mangle o algas para alimentarse. Estos enormes mamíferos suelen ser lentos y pesados, por lo que les cuesta escapar a tiempo del impacto de las embarcaciones que navegan a alta velocidad como botes y lanchas rápidas. Actualmente es una especie en peligro de extinción cuya principal amenaza es el hombre.

Ahora ya sabe el intruso surfista el precio de acercarse demasiado a una reunión de vacas marinas sin ser invitado.

Cargando...