Cinescopio loco

El tren "rompe nieve"



Usted conoce seguramente los rompehielos, esos míticos barcos que atraviesan los mares helados del Ártico y el Polo Sur. Pero seguramente jamás ha visto un tren "rompe nieve", una especie automotriz rara que habita en regiones donde las vastas llanuras se cubren de blanco durante el invierno.

Los rompehielos necesitan quillas especiales para quebrar las capas de agua congelada, que si golpeasen el casco de una nave regular la hundirían, como el Titanic. En su pulso contra los elementos, el rompehielos parte con la ventaja del ingenio humano. El tren "rompe nieve", en cambio, no se cubre de aceros especiales ni posee un motor diseñado para desafiar las bajas temperaturas. Cuenta apenas con su determinación y se encomienda a la suerte.

El espectáculo del rompehielos carece de suspense: sabemos desde el inicio quién va a ganar la porfía, porque el agua rígida se quiebra bajo la proa como una hoja de papel en las manos de un niño. Al contemplar el tren, sin embargo, nos pellizca la duda: ¿emergerá la locomotora de la nube blanca? ¿o los copos de nieve enloquecidos terminarán por bloquear las ruedas y detener la máquina?

En este video grabado en Nueva Zelanda, en un punto entre Arthur's Pass y la ciudad de Christchurch, tememos por el equilibro del tren sobre la línea férrea elevada; la locomotora parece frágil, casi impotente ante la ola blanca que se abalanza sobre ella. Pero la voluntad humana prevalece sobre la naturaleza y el tren "rompe nieve" culmina su épica ruta.

PS: Los servicios de ferrocarril también utilizan locomotoras especiales para despejar las vías nevadas, pero no es el caso de esta que vemos en las imágenes.

Cargando...