Cómo recuperar un iPad robada en México

iStockphotoRecuperar un objeto robado en México es una misión complicada. No son raros los casos de autos que desaparecen y, en pocas horas, ya están completamente desmantelados o a varios estados de distancia. Muchos hemos sufrido el robo de algún aparato -un teléfono celular, una computadora portátil, entre otros-, y conocemos de primera mano la impotencia de no poder recuperarlo.

Les voy a contar mi historia. El viernes por la noche, me percaté que mi iPad no aparecía por ninguna parte. Recordaba haberla visto el día anterior, y conociendo mis descuidos habituales, pensé que estaría en la guantera del auto u oculta en algún rincón de la sala. El sábado invertí toda la mañana buscándola, sin resultados. Preocupado, decidí encender la función “Find my iPhone”, la cual reporta la ubicación exacta de los aparatos vinculados con tu cuenta de Apple.

El primer resultado fue negativo. “Debe seguir apagada”, pensé aliviado, pues esto significaba que había posibilidades de que estuviera extravíada (y sin batería) en mi casa. Sin embargo, para mi sorpresa, a las 15:30 horas, un correo me notificó que mi iPad había sido encontrada. Revisé y el aparato había aparecido en una unidad habitacional cerca de mi hogar. Decidido a recuperarla, manejé a toda prisa hacia el sitio señalado, notificándole a la policía sobre mi hallazgo.

Aunque la policía no comprendía bien el sistema de “Find my iPhone” -tuve que decir que era localización satelital- acudió en mi ayuda. En el lugar, tuve mucha suerte de encontrar mi iPad. La señal provenía de un café Internet; al asomarme, hallé mi dispositivo sobre una mesa, enchufado a la toma de corriente. Antes de entrar, el policía me explicó que no había mucho que ellos pudieran hacer, pues no había descubierto al ladrón infraganti (como dirían, con las manos en la masa), y dependía de mi labor de convencimiento.

Hablé con el dependiente del local y me explicó que una señorita la había llevado a cargar porque no tenía el cable. Pedí permiso para ver el iPad y corroboré que era la mía. Además, el aparato estaba bloqueado, ya que el ladrón había intentando adivinar mi contraseña. Pedí permiso para esperar a la “dueña” del iPad, y me postré un par de horas en el local para no perder de vista el dispositivo. La policía se retiró, pero me dejó un número telefónico para contactarlos más tarde.

Comenté la situación en Twitter, donde me informaron que lo primero que debía hacer era interponer la denuncia. Por desgracia, no podía dejar el local por temor a que el iPad desapareciera. Llamé por teléfono para pedir la factura de mi aparato y poder acreditar la propiedad. Como a las 19:00, llegó la supuesta dueña. Al explicarle la situación, se asustó y dijo que una persona “le quería vender” el iPad. La policía llegó y sólo le emitió una advertencia a la mujer, diciéndole que no tuviera cuidado de comprar mercancía robada.

El dueño del local insisitó en que acudiéramos al Ministerio Público. Ahí, dejó el iPad en manos del funcionario; yo presenté mi factura, y tras cotejar el número de serie, me la devolvieron. Al término, me quedé conversando con la gente del Ministerio, quienes me orientaron sobre cómo actuar ante estos casos. Con base en esta experiencia, y los consejos que recibí, le compartiré algunos puntos para tomar en cuenta en este tipo de situaciones:

•    El paso más importante es prevenir. Tras analizar los días anteriores al robo, descubrí que el iPad había sido sustraída de mi auto. Procuren no dejar sus aparatos a la vista, y si utilizan un estacionamiento público, declaren sus objetos de valor.

•    Si tienen un iPhone/iPad/iPod, den de alta el servicio de “Find my iPhone”. No tiene ningún costo y les será muy útil en estas circunstancias. El sistema se activa cuando el aparato está prendido; en el peor de los escenarios, les permitirá borrar toda la información de manera remota.

•    Si logran detectar su dispositivo mediante “Find my iPhone”, ¡no vayan al lugar donde señala! Yo corrí con mucha suerte de hallarlo a la vista, pero no se expongan. Lo ideal es que vayan directamente a interponer su denuncia. De acuerdo al Ministerio Público, ellos están capacitados para tomar la señal de localización como una prueba válida para iniciar la investigación.

•    Una vez que han interpuesto la denuncia, acudan al sitio acompañados por la policía. Ellos no pueden arrestar a nadie, pero sí pueden presentar a la gente ante el Ministerio Público en calidad de sospechosos. Los oficiales tienen la facultad de hacerlo, siempre y cuando exista la investigación abierta.

•    Muy imporante: ¡conserven sus facturas! Ante cualquier controversia, este documento les servirá para autenticar su propiedad.

•    Sobra decirles que tampoco adquieran estos aparatos sin que el vendedor les dé la factura original o si sospechan que es de procedencia ilegal. En estos casos, tanto el ladrón como quien compra esta mercancía son penados por la ley.

Me sorprendió gratamente saber que el Ministerio Público está capacitado para entender el uso de la localización para resolver estos crímenes. Uno de los encargados me explicó que yo no era el primer caso de este tipo que lograba solucionarse gracias a esta herramienta. El uso de “Find my iPhone” no lo resuelve solo, pero junto con el procedimiento correspondiente, eleva significativamente las posibilidades de recuperar un objeto robado.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK