Sospechosismo a la antigua

Alquimia electoral explicada a los ninis (1)


Foto: iStockphotoSe acerca el momento de votar. La esperada madre de todos los comicios se aproxima, está en cuenta regresiva y antes de emitir el sufragio efectivo no reelección es importante tomar en cuenta todos los valores y todos los asuntos que construyen la gran mitología electoral del México de nuestros narco recuerdos.

Elementos fundamentales que no podemos soslayar al momento de acudir a las urnas, sobre todo para que sean reconocibles para las nuevas generaciones de ninis que todavía creen en que la democracia es una forma de navegar por esta vida que es la mar.

Para aquellos altos porcentajes de jóvenes que habrán de participar en su primera elección y que no están debidamente enterados de lo que se trata la cosa, vaya aquí un esbozo enciclopédico de la llamada Alquimia electoral para votantes remisos. Sobre todo cuando las promesas del IFE y el IPN de un PREP “inviolable” pueden ser producto más del entusiasmo que de la certeza científica.

Foto: CuartoscuroAcarreados: Esta raza antropomórfica, debido a una maldición tricolor, está condenada a la mudanza perpetua según las necesidades de líderes, candidatos y partidos. Su accionar es la de hacer bulto, generar quórum, hacer bola para producir lo que viene siendo la impresión de capacidad de convocatoria y el músculo de las fuerzas vivas que son el viagra de una campaña política.

Foto: iStockphotoMapaches: son las criaturas más  apreciables del universo comicial, aquellas que le dan vida a las rancias estructuras del juego electoral. Su trabajo es el difícil arte de embarazar urnas con cuchi-cuchi incluido por las vías de la profilaxis y la violación tumulturaria pero consensuada. Los mapaches son los proveedores de votos para las causas ávidas de notoriedad, esas que no se pueden resistir la tragedia de perder las prerrogativas partidarias, los escaños en la cámara o la dicha inicua de vivir de presupuesto para no morir en el error. El mapache bien entrenado hasta parecerá ser humano, pero su misión es la misma: ayudar a su patrón a dominar el mundo.

Foto: iStockphotoEl ratón loco: en realidad el roedor está más bien cuerdo, si no de otra manera no podría recurrir a todas las herramientas necesarias para hacer toda clase de malabares y construir formas más imaginativas de la llamada mayoría relativa.

Foto: iStockphotoLa rasuradora: solo en México se pudo haber producido un oficio capaz de desaparecer misteriosamente compatriotas del padrón (y es lógico, hay muchos que ya no digamos que razonan, sino que ni siquiera valoran su voto) y, al mismo tiempo, tener el poder para conseguir, por las vías de la magia priista que es muy sabia en estas cosas, resucitar a los muertos para que salgan de sus tumbas a decantarse por el candidato preciso.

----------------
Mi cuenta en Twitter
@jairocalixto

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK