Si los muertos hablaran

3 leyendas urbanas de terror sobre videojuegos

Día de los muertos

Halloween da el pretexto ideal para asustarnos un poco. En la televisión pasan algunas películas de terror, y es justo por estas fechas cuando las historias de miedo circulan con más frecuencia. En Internet existen relatos anónimos que circulan por ahí, que se han constituido como leyendas urbanas de la era digital. Conocidos en el argot como *creepypastas*, forman parte del nuevo folclor de la red; normalmente tienen un origen desconocido, lo que añade más misterio al asunto. ¿Quieres conocer algunas? Te presento tres basadas en videojuegos:

1.  Plants vs Zombies: Game of Tears Edition

Comenzaré con la más ligera. Publicada por un usuario de Taringa!, la historia habla de un chico que buscaba descargar una versión especial de Plants vs Zombies (Game of Year Edition). En un sitio, encontró un enlace que refería a la “Game of Tears Edition” (en español, edición de lágrimas). Creyendo que se trataba de un error ortográfico, bajó el juego y lo instaló en su computadora.

Al entrar, el chico descubrió que había una partida precargada llamada “You will kill her” (en español, “la matarás”). Movido por la curiosidad, descubrió que se trataba de un nivel modificado en el que todos los indicadores estaban hasta el tope (máximo de vida, trofeos, etcétera). Entre las plantas del juego, halló una que nunca había visto. La planta tenía un aspecto siniestro y, para su sorpresa, no tenía costo en el juego; sólo la leyenda “cost: 0 sun, infinite tears” (en español: “costo: cero soles, lágrimas infinitas”).

Al jugar la partida, el usuario descubrió que la planta mataba a los zombis de diferente maneras. En un momento, llegó a un nivel extraño, que se asemejaba a una plaza cercana a donde él vivía. De pronto, entre los zombis, apareció una silueta femenina que se le hizo familiar. Antes de que pudiera hacer otra cosa, la planta asesinó a la mujer, quien murmuró “¿por qué lo hiciste, pensé que eras mi amigo?” antes de morir. Asustado, el chico apagó la computadora, no sin antes mirar que en la pantalla aparecía el mensaje “you can cry now” (en español, “ahora puedes llorar”).

Al día siguiente, el jugador se enteró que un compañera del trabajo (de quien estaba enamorado) había muerto en un accidente, asfixiada por un guistante -¡tal como la planta había matado a la mujer del juego!-. Él comprendió el significado del título y corrió a desinstalar el programa, pero no pudo. En su lugar, en la pantalla apareció la frase: “la mataste, ¿estás contento ahora?”. Después de eso, el usuario llevó su computadora a borrar, desconsolado por lo que le quitó el juego.

2. El síndrome de Lavender Town

Seguimos con una clásica. La historia se basa en Lavender Town, un pueblo que apareció por primera vez en las versiones Red y Green de los videojuegos de Pokémon. En la historia, sirve como cementerio para las criaturas que fallecen en los enfrentamientos. De acuerdo a los rumores, la música que usaron los programadores en dicho nivel causó centenares de suicidios entre niños y jóvenes en Japón tras el lanzamiento del título en 1996. Aparentemente, estos sucesos se desencadenaron después de que los jugadores llegaron a Lavender Town en el juego.

La leyenda dice que la música hacía uso de frecuencias sonoras demasiado altas. Ya que los niños y jóvenes tienen la capacidad para detectar esas frecuencias (algo que los adultos perdemos con el tiempo), ellos eras más susceptibles de captarlas. Por alguna razón desconocida, la música habría causado que casi 200 niños se suicidaran colgándose o lanzándose al vacío. Los que no fueron afectados, se quejaron de severos dolores de cabeza. En los títulos siguientes de Pokémon, la música de Lavender Town varía, algo que se ha justificado con los sucesos de la primera versión.

En 2010, una persona colgó en Pastebin una investigación con uno de los desarrolladores del juego. Según dice, la música fue hecha por un tal Shin Nakamura, cuyo padre había trabajado para la Unidad 731, una agencia secreta japonesa. Al parecer, Nakamura quería usar la música del juego para introducir mensajes subliminales a los niños, con la finalidad de formar un Ejército para instaurar un imperio. Sin embargo, al experimentar con su propio hijo, descubrió las consecuencias fatales.

En Internet, circulan varias versiones de la música original de Lavender Town. Algunas han sido modificadas para sonar aún más terroríficas; otras, han sido sometidas a supuestos análisis mediante software de edición de audio para determinar la existencia de las frecuencias alteradas. Si quieren escuchar alguna, con una simple búsqueda de YouTube pueden encontrar diferentes pistas.

3.    El cartucho maldito de Majora’s Mask

Cierro con una de las historias que más se comentaron durante 2010. Inició en un foro en Internet, en la que un chico (Jadusable, por su nombre de usuario) contó que compró una copia de “The Legend of Zelda: Majora’s Mask” en una venta de garage. El cartucho -de Nintendo 64- venía sin etiqueta, únicamente con el nombre rotulado. Al poner el juego, el comprador se da cuenta que hay una partida guardada bajo el nombre BEN, y asume que se trata de un juego guardado por el antiguo dueño.

Jadusable decide ignorar esa partida y abre una nueva. Al jugarla, se da cuenta que tiene numerosos defectos gráficos, la música va más acelerada de lo habitual y el juego se refiere a él como “Ben”. Pensando que al borrar la partida guardada todo se solucionará, la elimina. Entonces, la consola se reinicia y crea un nuevo archivo, titulado Drowned (en español, ahogado). La partida empieza a correr y el personaje del chico es asesinado en repetidas ocasiones, casi siempre ahogado.

El chico se perturba mucho por el cartucho y regresa a la casa donde compró el juego. Cuando llega, no hay nadie en el lugar. Él comienza a interrogar a los vecinos, quienes le cuentan que hace ocho años, vivía otro joven en ese lugar. Adivinaron: se trata de Ben, quien había muerto ahogado en un accidente. La historia llamó mucho la atención porque Jadusable comenzó a subir vídeos que había grabado del juego. Aquí inserto cuatro de ellos:








En el último vídeo que publicó, una persona dijo que era el compañero de cuarto de Jadusable en la universidad, y que él se había cambiado. Antes de irse, le dejó una memoria USB con dos archivos: un vídeo titulado “free.wmv” (en español, libre.wmv) y un documento titulado TheTruth.txt (LaVerdad.txt). El chico le advirtió a su compañero que no liberara el contenido sino hasta la noche del 15 de septiembre de 2010.



En TheTruth.txt, Jadusable describió todos los problemas que le causó el juego. Escribió que Ben había tratado de contactarlo a través de su computadora, comunicándose con él a través de Cleverbot, un programa que te permite “charlar” con una inteligencia artificial. Jadusable advirtió en el texto que dejó que nadie creyera nada de su cuenta de YouTube después del 12 de septiembre. Días después, la imagen de su perfil cambió, así como su descripción de cuenta, la cual decía “Now I am everywhere” (“Ahora estoy en todas partes”).

Bien, espero que estas tres historias te hayan agradado. Cabe recordar que ninguna es real: han sido escritas de forma anónima y se han ido reproduciendo en la web como parte de su folclor. Si te han interesado (y deseas conocer algunas más), te recomiendo que busques en Know Your Meme sobre algunas más. Que disfrutes tu Halloween.

Sígueme en Twitter
@padaguan

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?