Proyecto sin fin

Michoacán autodefensas delincuencia y vacío de poder

Hace seis años inicóo la acción de la Federación en contra de la delincuencia organizada en Michoacán, desde entonces ha avanzado de manera consistente el poder de los grupos que en esta entidad se dedican a traficar con las drogas que producen, extorsionar a comerciantes, ganaderos, agricultores y particulares; también a secuestrar y desde luego que siendo insuficiente la fuerza del Estado, asesinan, levantan y torturan.

En Michoacán es evidente el vacío de poder. Un gobernador enfermo y con licencia, un gobernador interino, la federación a la expectativa y la delincuencia organizada en proceso de consolidación de su dominio en diversos municipios. Se disputan el territorio La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios que ante el deterioro de la economía nacional y estatal se han convertido en la alternativa para la subsistencia de muchos grupos que son reclutados por su voluntad, por presión o por el miedo que les da mantenerse al margen.

Algunos municipios se sienten abandonados por el Gobierno en sus tres niveles y por ello, siguiendo el modelo del estado de Guerrero, comenzaron a organizarse y surgieron los grupos de autodefensa en un intento por neutralizar la violencia de la delincuencia organizada. El resultado es de enfrentamientos armados entre las comunidades organizadas para su autodefensa y seguridad y la delincuencia organizada que no está dispuesta a ceder el dominio sobre las comunidades que hoy se rebelan en un intento por salvarse de la violencia.

En diversos municipios de Michoacán la economía se ha detenido debido a que los pueblos organizados para su autodefensa han sido bloqueados por la delincuencia organizada que impide a los agricultores sacar sus productos al mercado. Algunas de estas comunidades no han logrado vender su limón, ni su aguacate, además la delincuencia impide que sea abastecida la gasolina de manera que el transporte ha sido paralizado.

Tampoco se permite la entrada de mercancías a estas comunidades. No se da acceso a los comerciantes que abastecen a los pueblos de productos básicos. Diversas empresas cancelaron la distribución de productos por las amenazas que han sufrido sus trabajadores de parte de la delincuencia organizada.

Javier González Franco, director general de Bimbo, comentó que hay desabasto de alimentos en algunos poblados de Michoacán por las restricciones que imponen los grupos del crimen organizado. “No nos gusta arriesgar a nuestra gente y ellos lo saben”.

Todo esto pasa en algunas regiones de la entidad sin que las autoridades municipales, estatales y federales hicieran algo por impedir las acciones de la delincuencia organizada y promover el retorno a la normalidad.

Como parte de una nueva estrategia de seguridad para Michoacán, Alberto Reyes Vaca, general de División Diplomado del Estado Mayor Presidencial, asumió la coordinación general de las fuerzas policiales y castrenses que pretenden rescatar a la entidad de la violencia e inseguridad. Su nombramiento implica el inicio del mando único en los cuerpos de seguridad y será una especie de ensayo que podría aplicarse en otras entidades con problemáticas de seguridad similares.

Con el mando único se llevarán a cabo acciones de seguridad para enfrentar la situación de violencia que enfrenta Michoacán, sobre todo en las regiones de Tierra Caliente y la Meseta Purépecha, donde ha proliferado el surgimiento de grupos que se autonombran policías comunitarias, recientemente se ha reportado la aparición de estos grupos en Ario de Rosales, Los Reyes y Coalcomán, en esta zona del estado se manifiestan las protestas de los estudiantes normalistas.

Los grupos de autodefensa en Michoacán se han convertido en el mayor enemigo de Los Caballeros Templarios que han tratado de presentar a los grupos de autodefensa como instrumentos de sus rivales del cártel de Jalisco-Nueva Generación. El líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez “La Tuta”, divulgó un mensaje por video en el que pidió al gobierno que pusiera límites a la operación de las “policías comunitarias”.

El presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Senado de la República, Jorge Luis Preciado, comentó que “ante la ingobernabilidad en Michoacán, por lo difícil que es vivir para los michoacanos, no hay otra salida sino la militarización, la desaparición de poderes en la entidad, prevista en la Constitución general de la República y que sean las fuerzas armadas las que restituyan la paz social”.

Comentó el senador Preciado que “muchos michoacanos no pueden salir de sus poblaciones, ni tampoco entrar, no les llega alimentos, medicinas, ni los más elementales servicios básicos y se llega al extremo que mucha gente  no puede acceder a médicos o tratamiento de sus enfermedades porque los especialistas han huido o son repelidos”.

Lo que vive hoy Michoacán es una situación de vacío de poder que pone en evidencia que el Estado ha fallado en el cumplimiento básico de garantizar la seguridad de la vida y los bienes de los ciudadanos, pero debemos ser congruentes en el juicio, la entidad atraviesa por una situación de abandono que empezó hace más de 25 años, cuando Cuauhtémoc Cárdenas fue gobernador, da la impresión de que la entidad fue castigada por los políticos del centro que fue dejada al mando de nadie como para que la impunidad creciera para dar paso al neocaudillismo que caracteriza al liderazgo de la delincuencia organizada retadora del poder de la Federación y demás. El restablecimiento de la paz social no será fácil y el deseo genuino es que no sea a costa de sangre, menos si es de gente inocente.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK