2011: Nuevos niños héroes repitieron la hazaña

Todavía se siente en la garganta ese 2-0 de México sobre Uruguay que significó el gol de la victoria y del Campeonato Mundial de Futbol Sub-17 salido de los pies de Giovani Casillas al minuto 92 de tiempo corrido. Fue ese momento cuando explotó el Estadio Azteca y los más de 100 mil espectadores corearon al  unísono el “Sí se Pudo”.

La historia volvió a repetirse. Aquella hazaña lograda en 2005 por el equipo comandado por Jesús Ramírez a base de tenacidad y buen futbol volvió a hacerse realidad; Esta vez, el marco no pudo ser mejor, México como anfitrión del Mundial y como  gran campeón del torneo.

El camino para conseguir el Bicampeonato no fue fácil, pero el Tri cumplió con cavalidad y orgullo al llegar a a la final en calidad de invicto, tras derrotar en la fase de grupos  a Corea del Norte (3-1) en el Juego Inaugural en el Estadio Morelos, 2-1 a Congo y 3-2 a Países Bajos.

Derrotar a Panamá 2-0 fue sencillo, pero las cosas se complicaron cuando llegó el equipo Francés que sentía la necesidad de vengarse de lo hecho por el Tri en el Mundial de Sudáfrica 2010. Al final, los goles de Escamilla (14') y de Fierro (50') terminaron por darle el boleto a la semifinal a los nuestros.

Alemania y México se dividían las apuestas. Los teutones habían llegado a esa instancia con una delantera temible que marcó un total de 24 tantos, pero México era el local y esa situación también hacía soñar a propios y extraños, que los de Verde podían dejar en el camino a los europeos.

¡Y así fue! Mejor que un guión de película de Hollywood la Selección logró sobreponerse a la ventaja alemana y en menos de 30 minutos remontó el marcador, y cerró con broche de oro con un gol de chilena de Julio Gómez que la historia del futbol sigue festejando.

Las imágenes de la gran final

 

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?