Corte de Caja

La rebelde que vuela para ser primera dama

Nunca como ahora no seguir a los demás y que nadie te conozca bien ha sido tan redituable, de tal forma que te coloque en las grandes ligas de la socialité del sureste mexicano al mismo tiempo que tu pareja se convierte en el primer mandatario de una entidad en donde justamente quien tiene ese puesto manda y todos hacen lo que él dice.

La llegada de Manuel Velasco a la gubernatura de Chiapas a partir de la semana pasada da cuenta de que, cuando uno piensa que las cosas han salido mal, aún pueden salir peor. Protagonista de la historia moderna de México desde 1994, el estado es el vivo ejemplo de cómo la ilusión y el optimismo se transforman en decepción e ironía al ejercer una alternancia que nada cambia y solo aparenta.

El pleito entre los ex gobernadores Juan Sabines y Pablo Salazar Mendiguchía que llevó a este último a pasar una temporada en la cárcel, no fue más que la punta del iceberg de la pugna por un poder que quién lo dijera, terminó regresando al PRI enmascarado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Imagen tomada de TwitterY es ahí donde entra la parte de que la catástrofe aún puede ser más grande, pues si el partido tricolor causa una sensación de vuelta al pasado, la presencia de los verdes, que todo son menos ecologistas, es ver materializado el triunfo de los mirreyes con el ‘Niño Verde’ a la cabeza.

En otras palabras, la estrategia de vender caro su amor durante los últimos 12 años, pasando de aliado del PAN al PRI sin el mínimo pudor, por fin rindió frutos al negocio familiar que significa el PVEM y hoy tienen senadurías, diputaciones, la Secretaría del Medio Ambiente en el gobierno de Peña Nieto y por fin, una gubernatura donde pueden reinar a sus anchas.

El arribo de los ‘rebeldes’ a Chiapas con un gobernador de 28 años le hace honor al pie de la letra a la filosofía inculcada en la afamada y exclusiva Elite Way School donde todo en la vida es perder o ganar,  apostando sin miedo y no importando lo que digan de ti.

Esto último más o menos matizado, pues la novia de Manuel Velasco, una chica de ojos claros que se desarrolla como actriz, cantante y empresaria llamada Giovanna Puente Portilla, mejor conocida en el mundo (sí, no sabe lo que darían los brasileños por tenerla por allá) como Anahí, ha entendido que lo que digan los demás es lo que prevalece y por eso ha ido poco a poco difuminando su imagen de la escena pública, luego de ser cliente frecuente de escándalos en el medio del espectáculo, para ahora mostrar un discreto perfil rumbo a su ascensión a la casa de gobierno ubicada en Tuxtla Gutiérrez.

Y cuando decimos discreto, es discreto, a tal grado que por lo menos en los últimos meses se acabaron las minifaldas, los bikinis y las fiestas paparazzis.

Todo indica que en esto no hay vuelta de hoja y que en 2013 tendremos ‘la boda del año’ desde algún lugar cercano a la selva lacandona. Austera por supuesto, para emparejase con la política de humildad que marcan los cánones actuales (dejo un breve espacio para que sus carcajadas fluyan con naturalidad) el enlace no escapará a la vista de las revistas del corazón y durante los siguientes seis años la veremos en funciones de una primera dama cuyos altos vuelos ahora no sabemos hasta qué puntos y abietáceas podrán llegar.

Sólo una cosa es cierta. Mia Colucci se acerca y sólo ella sabe “qué difícil es ser ella”. Esto y no otra cosa es el Partido Verde. ¡Hellooo!

Foto: APTodo se lo debo a mi manager

Más tardó Manny Pacquiao en caer noqueado que Juan Manuel Márquez sentir cómo le llovían recordatorios al estilo de un 10 de mayo. México lo amó por exactamente los tres minutos que dura un round para después ser lapidado por una buena parte de la población al escuchar que dedicaba su triunfo al presidente Enrique Peña Nieto. Delicados que somos, se nos olvida que si alguien ha mostrado su apoyo incondicional al PRI, sin tapujos y remordimientos es precisamente el pugilista. No obstante, por el grado de histeria que permeó el ambiente durante las siguientes horas pareciera que Márquez andaba de la mano con Andrés Manuel López Obrador y que en sus calzones portaba una Morena. Sólo Rosario Robles le gana en esa parte del encono colectivo que curiosa y mañosamente a todos se nos olvidó a lo largo de seis episodios de una pelea al mejor estilo que tenemos los mexicanos, donde si gana, triunfamos todos, pero si pierde, el fracaso es sólo de él.

Foto: El UniversalQué tanto es tantito

A otro que le llovieron las críticas fue al gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, luego de hacer una donación de 27 millones de pesos a la Fundación Teletón. El escándalo viene a cuento porque dicha cantidad vino directamente de las arcas del erario, mismas que no se ha cansado de decir que quedaron vacías por culpa de la administración anterior, además de heredar una megadeuda de más de 41 mi millones. Sin embrago, las acciones de don Fausto no son de extrañar, pues hay que recordar que cuando estaba en campaña le gustaba regalar dinero en efectivo proveniente directamente de su bolsa, aunque después dijera que fue un donativo para la ‘causa de pasajes perdidos’. Ya ni a Rubén Moreira, con otra deuda caguama a cuestas (algo así como 31 mil millones de pesos)y que también donó 27 millones, le armaron tanto pancho. Nadie comprende que sus acciones no fueron por querer verse dadivosos ni tampoco una especie de saludar con sombrero ajeno. Lo que pasa es que son incapaces de resistirse a las lágrimas de Lucerito, a quien, si se piensa bien, deberían contratar en el SAT para recuperar todo ese dinero que sabrá Dios dónde habrá ido a parar por parte de las entidades. Ahí le dejamos el tip a Luis Videgaray, puede que logre la mayor recaudación de la historia.

Foto: CuartoscuroDesquitando el sueldo

Como una muestra de los tiempos modernos, la senadora del PRD, Iris Vianey Esquinca, se vio como toda una colegiala a la hora de ejercer su puesto por el que recibe un jugoso salario más prestaciones, aguinaldos y todo lo que se les ocurra de aquí a  fin de año por aquello de las horas extra en sesiones nada ordinarias. Resulta que la congresista de esa izquierda (que tanto critica a quienes se sirven de los recursos públicos hasta que los ejercen ellos) se valió de manera burda de la herramienta del ‘copiar y pegar’ para presentar una iniciativa de Reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radio. Es decir, tomó una que fue presentada en 2010 por los diputados Gustavo Madero y Javier Corral, le cambió el título y por supuesto le puso su nombre. El colmo, según señala la Asociación Mexicana del Derecho a la Información, es que le hizo modificaciones a algunos párrafos y artículos si ajustar otros que se contraponen, mientras dejó sin tocar partes como algunas partidas presupuestales previstas para ¡2011! Lo peor del caso es que, como toda mala estudiante, no se da cuenta que sus ‘travesuras’ cuestan tiempo tan solo para leerlas, lo que al final se traduce en dinero que muchos desearían para este fin de año.  Toda una joya parlamentaria.

-------------
Mi cuenta en Twitter
@geniomutante

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK