Corte de Caja

La foto de un niño que no querían que vieras

Foto tomada de Twitter

El evento fue difundido, quizás no de manera amplia, pero de alguna forma la gente se enteró. En una secundaria de Coahuila, durante una de esas entregas de lentes gratuitos que sirven para que el gobierno en turno pueda lucirse como magnánimo y bondadoso, un niño, casi un joven, pero niño aún, increpó al mandatario local por la deuda de 37 mil millones de pesos que contrajo la administración anterior, casualmente, llevada por su hermano.

Nada que no se hubiera dicho siquiera detrás de bambalinas. Un hecho que habría pasado de largo de no ser porque el gobernador Rubén Moreira tuvo un diálogo infructuoso con el chico, pero sobre todo, porque a algunos de sus escoltas se les ocurrió que podían tratarlo como a disidente político, intentando someterlo sin tener consciencia de los impulsos que a esa edad se contraen.

Al final, una anécdota más que cobra relevancia cuando todo mundo habla de un chico, se escuchan audios con sus reclamos, pero jamás aparece su rostro, como si de alguna forma no se quisiera difundir la imagen de un adolescente que se convirtió en héroe popular por atreverse a decirle a quien gobierna lo que muchos sólo piensan e incluso sueñan.

Tuvieron que ser la redes sociales las que destaparan al niño, de nombre Miguel Ángel, con una foto tomada en ese momento por Enrique Terrazas y publicada por El Siglo de Torreón. La única conocida hasta ahora donde pude apreciarse la escena descrita y en donde gestos y poses congeladas hablan por sí solos. La misma que resalta que no haya más imágenes de esto, pues como puede observarse al fondo, hubo más de una cámara con oportunidad de captar el hecho.

Son situaciones de cuando sucumbe el poder ante un reclamo social donde pasan los meses y los años y la herida sigue abierta. Momentos que se extrapolan de lo simple que puede ser el grito de un alumno que repite lo que oye con frecuencia en su casa, la escuela y las calles, hasta la violenta muerte del hijo de un ex gobernador.  Por eso sorprende, pero no extraña, que tras el trágico evento del asesinato del hijo de Humberto Moreira, el vox populi que se expresa a través de redes sociales  se vuelque en duros reclamos y críticas frías ante las reacciones de dolor lógicas de un padre, pero más que nada, en medio de un contexto donde alguien ha sufrido algo similar.

No se puede culpar a la gente cuando enojada e indignada, pone el dedo en la llaga y señala la rápida reacción de las autoridades y la exigencia de justicia de la clase política en este caso de Moreira, cuando es un crimen similar al que han vivido y sufrido más de 50 mil familias en México. No es que pequen de insensibilidad, pero en estos años es la primera vez que algunos políticos alzan la voz en contra de la ‘guerra’ contra el narcotráfico sin darse cuenta que el ciudadano común más que nada tiene miedo.

Miedo de ver como los que se suponen poderosos, intocables y protegidos, pueden ser también víctimas de la criminalidad a gran escala, en dimensiones donde no se destruye una vida, sino todas las que la rodean. Entre prisioneros que escapan de cárceles, alcaldes asesinados y otros amenazados en todo el país, el temor es evidente. Porque si ellos, que tienen los medios y la capacidad de protegerse, no lo han logrado, qué podemos esperar nosotros como ciudadanos de a pie. En efecto, la exigencia de que se resuelva ese crimen es necesario y debe hacerse, como en todos aquellos casos que así lo exigen. Porque el dolor es el mismo. Así lo grite un niño, o un ex gobernador.

Foto: CuartoscuroUn diamante en bruto

Una joya que se ha quedado en su estado latente, primitivo y nadie lo ha sacado de ahí, porque por más que trata de pulirse no se le encuentran propiedades destacables. Se dice el ‘diamante negro’ pero a través de los años hemos visto que entre sus bravuconadas y poses insufribles es esto último lo único que se le reconoce como característica 100% explotable. El ¿actor? Roberto Palazuelos acaba de protagonizar un capítulo más en su propio reality de ‘mirrey’ con aspiraciones a Luis Miguel y embriagado del triunfo de Peña Nieto en las elecciones presidenciales ya hasta amenazó a Felipe Calderón por la orden de expropiación de la que fue víctima allá en las playas paradisiacas de Tulum, Quintana Roo. Y es que lo dejaron sin su tesorito, el que venía de regentar su propio hotel asentado en predios irregulares. Envalentonado, advierte que las cosas no se quedarán así, que ya viene su gallo, el efectivo y nada más le faltó decir que qué culpa tiene él de que exista gente que trabaja al día siguiente, como en el anuncio de galletas en donde ha dado su mejor actuación, porque se interpreta a él mismo. Ahora sí, todos a temblar, porque Palazuelos anda suelto. Y sus berrinches siempre dan de qué hablar.

Foto: El Universal“Me lo dijo Adela”

Sin duda a la que vieron con un tremendo vacilón fue a la conductora de televisión Adela Micha después de que le dieran el recibimiento más caro de la historia allá en Veracruz. Y es que, cualquiera que en estos tiempos sea atacado a huevazos no puede sino sentirse agradecido. Por su precio, los blanquillos son las nuevas flores de nuestros tiempos. Cuáles rosas, orquídeas o gardenias blancas. Huevos es lo que hace falta para demostrar quién es quién en materia de reconocimientos. Por eso a doña Adela le correspondía un Honoris Causa, porque memorables han sido los momentos, no digamos en el programa Tercer Grado, sino en aquellos donde pelea en relevos australianos con Mamá Lucha en medio de un supermercado contra los precios altos. ¿Que en Veracruz y otros latitudes está siendo atacados periodistas al por mayor? Eso no importa, no es nada frente a un agravio como el que pasó Adelita, por eso hasta el presidente electo como el saliente le mostraron su solidaridad, como lo han hecho con cada reportero caído. Aquí hay prioridades, y una de ellas es saber que existe un producto 100% efectivo contra las varices. Es el que usa Adela, ¿por qué no le habríamos de creer?.

Foto: CuartoscuroVivir sin fuero no es vivir

Gerardo Fernández Noroña ahora sabe lo que es amar a Dios en la tierra sin fuero. Ahora que ya no es diputado, lo tratan como a Mandibulín y nadie lo respeta. En sus protestas contra la Reforma Laboral frente al Senado, le tocó bailar con la más fea y con gases lacrimógenos le pusieron un estate quieto. Por eso acusa de represor a Marcelo Ebrard, que envío a granaderos a pedirle amablemente que se quitara del paso, porque hay gente que sí tiene que trabajar. Si todos sabemos que Noroña, hablándole bonito se porta bien blandito. Lo que pasa es que hay modos. No nos pueden tratar así a quien por tantos años nos ha dado horas de sana diversión, tomado tribunas y entorpeciendo sesiones legislativas con altavoz en mano. Nadie se ha dado cuenta de que el ex diputado está en su edad de la punzada y todo porque jamás se le cumplió ese deseo de localizar pareja para salir retratado en las revistas de corazón. Poco observadora que es la gente, no perciben el dolor que carcome su corazón y lo trata de aliviar con sentones y arengas en contra de cualquier cosa que se mueva. Por eso, mientras no haya quien lo traiga cacheteando la banqueta, el tomará las calles. Hasta que encuentre el verdadero amor.

Foto: El UniversalAdiós Ivonne, te vamos a extrañar

Y cómo no. Si antes de dejar la gubernatura de Yucatán, Ivonne Ortega dejó un recuerdito de esos a los que ya nos están acostumbrando los mandatarios  locales, como remarcando que su aroma es su recuerdo. ¿Y a qué huele Ivonne? A casi 2,800 millones de pesos con los que fue endeudado el estado para dar a luz el Gran Museo del Mundo Maya, que tendrán que ser pagados en los siguientes 24 años. Si eso le sorprendió, espere a saber quién tiene adjudicado el contrato de construcción y operación para los próximos 20 años. Nada más y nada menos que Carlos Hank Rhon, el mismo que ahora tiene una sala con su nombre en el Museo Tamayo y cuyo padre es tan recordado por nunca ser un político pobre y mucho menos, un pobre político. Lo que no saben, es que Ivonne Ortega actuó en la lógica de que no pasaremos más allá de diciembre de este año, haciendo uso de las malas interpretaciones mayas que dicen que en menos de  tres meses todos chuparemos faros.  La misma estrategia debió seguir Juan Sabines, gobernador saliente en Chiapas que se va dejando una deuda de 40 mil millones de pesos. Porque los récords están hechos para romperse y el dinero para gastarse. Más aún si lo pagaremos usted y yo.

-----------
Mi cuenta en Twitter
@geniomutante

Cargando...