Tema del Momento

Un poni de pesadilla se hizo realidad

Siempre he desconfiado de las cosas que dan más ternura. De alguna forma presiento que bajo unos ojos dulces y una sonrisa perpetua en un oso de peluche se esconde la antítesis de lo que aparenta en una misma proporción a los suspiros que levanta primero.

Algunas personas funcionan así. No obstante, cuando esa bipolaridad la tomó una empresa automotriz para realizar una campaña publicitaria, no pude resistir verla, aún a sabiendas de que podría arrepentirme. Después de todo, la tentación era mucha, al enterarme de que se trataba de uno de los comerciales más vistos en los últimos tiempos en Brasil.

Y cual ingenuo ahí voy. No suelo ser superticioso, pero por si acaso, yo ya cumplí a cabalidad con lo requerido en el contenido. No hacerlo me somete al peligro de sufrir la 'maldición del poni', y como ya dije, no hay nada más terrorífico que una dulzura mal encausada. Estoy seguro que ustedes harán lo mismo.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK