Tema del Momento

Muere tras recibir una paliza por sacarle una foto a una moto

El centro de Béziers en fiestas (Demeester/ Commons)Un ciudadano francés de 33 años ha muerto en Béziers, sur de Francia, tras recibir una brutal paliza después de fotografiar una moto que vio en la calle. A su dueño, ya detenido, no le gustó que “manosearan su moto” y agredió al joven junto a un grupo de compañeros, causándole presuntamente las heridas que le han provocado la muerte.

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana, durante la feria taurina de Béziers, en el departamento de Hérault. Julien Portale, la víctima, caminaba de madrugada por el centro de la ciudad junto a sus amigos cuando vio la moto aparcada. Le llamó la atención y le sacó una fotografía.

Esto no gustó al propietario, un hombre de 28 años que trabaja en el sector de la seguridad y que en esos momentos ejercía de portero de discoteca. Según los amigos de Julien, se lanzó sobre él y le agredió con puñetazos y patadas en la cabeza, calzado con botas con puntera de hierro.

La agresión no terminó ahí, sino que el presunto homicida se marchó para regresar acompañado de otras personas, que también participaron en la paliza. Uno de estos compañeros, de 43 años, está también detenido y asegura que él no golpeó a Julien en la cabeza. La policía busca a más posibles implicados.

Julien Portale era padre de una niña de seis años, y su funeral ha sido retrasado por la familia hasta que se proceda a la donación de sus órganos, como era su deseo. El alcalde de Béziers, Raymond Couderc, ha lamentado el “verdadero crimen” que empaña su celebración anual e incluso las autoridades judiciales han filtrado su estupefacción.

“Desgraciadamente –comenta esta fuente – el móvil del crimen fue así de estúpido”.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK