Tema del Momento

Tres jóvenes murieron para salvar a sus novias en la "matanza de Batman"



Ninguno de ellos llegaba a los treinta años y todo lo que querían hacer aquella noche de jueves era ver a Batman haciéndose el héroe en la gran pantalla. Poco podían sospechar que los verdaderos héroes terminarían siendo ellos. Matt McQuinn, de 27 años, Jonathan Blunk, de 26 y Alex Teves, de 24, eran parte del público de aquella fatídica proyección de El caballero oscuro: La leyenda renace que terminó convirtiéndose en la peor matanza indiscriminada en los últimos años de la historia de Estados Unidos.

Ahora más o menos todo el mundo sabe que un perturbado llamado John Holmes empezó a disparar sobre los asistentes a ese cine de Aurora (Denver, Colorado)y llegó a matar a 12 personas y a herir a unas 50. Pero pocos saben que en ese momento de caos y pánico hubo una muestra poco habitual de altruismo: el que vivieron las novias de estos chicos, al ver que estos se abalanzaban sobre ellas y les protegían de las balas con sus propios cuerpos. Ahora, las tres chicas recuerdan a sus novios, muertos, como héroes.

Jonathan Blunk con sus hijos/AP

Jonathan Blunk era padre de dos hijos y estaba casado, pero llevaba ya tiempo separado su mujer, Chantel. Así que esa noche había ido al cine con otra chica, Jansen Young, de 21 años, a la que veía desde hacía un año. En cuanto Holmes empezó a disparar, unos 30 minutos después del inicio de la película, actuó por instinto: arrojar a su acompañante al suelo y esconderla debajo del asiento.

"¡Quédate ahí abajo!", le dijo, momentos antes de recibir un balazo. Ella no se dio cuenta de lo que había ocurrido hasta que terminaron los disparos. "Empecé a sacudirle y decirle, 'Jon, Jon, tenemos que irnos... Entonces me di cuenta de que había muerto", recuerda Young. Su mujer Chantel confirmó que ese tipo de comportamiento iba en el carácter de Jonathan. "Siempre decía que si se iba a morir, quería morir como un héroe". A juzgar por las palabras de una atónita Jansen, días más tarde, lo ha conseguido. "Recibió una bala que iba dirigida a mi", confirmó la chica.

No fue el único. Alex Teves, nativo de Phoenix (Arizona), que acababa de completar un curso de posgrado en Denver, también murió salvando la vida de su novia, Amanda Lindren. "La escudó. Se tiró al suelo con ella, la cubrió con su cuerpo", ha contado su abuela, Rae Iacovelli. La pareja llevaba un año saliendo. "Iban muy en serio. Él era un buen chico, con muchos amigos. Allá donde fuera, la gente estaba cómoda a su alrededor. Era un chico divertido. Un chico feliz".

Matt McQuinn/AP

Matt McQuinn era, de los tres, el que llevaba más tiempo con su novia, Samantha Yowler: se habían conocido cuando trabajaban en una tienda de Springfield (Ohio) y habían empezado a salir en 2009. Hacía poco que se habían mudado a Aurora, donde vivía Nick, el hermano de Samantha. Los tres fueron juntos al cine: Samantha se sentó en medio de los dos, y ambos se lanzaron a cubrirla cuando Holmes abrió fuego. "Matt recibió tres impactos: uno en el pecho, otro en la espalda y otro en la pierna", relata Nick. "Ahora nuestra familia ha perdido a un miembro muy querido".

Fuente: Yahoo! España
Tres jóvenes murieron para salvar a sus novias en la ‘matanza de Batman’

Cargando...