Tema del Momento

El beso de un matrimonio gay, convertido en icono de la homofobia en EEUU

La fotografía de Brian y Tom, convertida en propaganda homófobaUn matrimonio gay de Nueva Jersey (Estados Unidos) se ha quedado horrorizado al ver que la foto que se hicieron después de comprometerse, en 2010, y la cual habían subido a Internet, estaba siendo usada con fines propagandísticos por una organización homófoba, en una campaña precisamente contra el matrimonio homosexual.

"Nuestra reacción inicial fue de absoluta sorpresa", ha contado uno de los afectados, Tom Privitere, de 37 años. "Fue descorazonador ver que nuestra foto, que habíamos tomado para representar nuestro amor, nuestra familia, y nuestros valores, y para compartirla con otras parejas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, se estaba empleando para propagar el miedo, el odio y la intolerancia".

La foto original de la pareja. (Captura de video/ABC News)La transición de la foto fue más que ideológica: cuando se tomó, en aquella pedida de mano en 2010, tanto Privitere como su pareja, Brian Williams, aparecían besándose frente al skyline neoyorkino. Llevaban una década juntos y era una forma de expresar su amor, como puede haber hecho cualquier otro tipo de pareja. La imagen fue tomada por una fotógrafa profesional, Kristina Hill y subida al blog de Brian en su día. Cuando la toma reapareció, años después, la pareja estaba en un bosque de Colorado y se le habá añadido una frase.

"¿Es esta la idea de valores familiares que tiene el Senador Jean White?", preguntaba la foto. De repente, la amante pareja se había convertido en un símbolo contra un político Republicano (conservador en Estados Unidos) que apoyaba el concepto de unión civil entre parejas del mismo sexo de cara a las primarias de Noviembre. Un amigo avisó a la pareja de inmediato.

Y, lo que es más grave, quien había preparado ese anuncio era una organización llamada Public Advocate of the United States (PAUS), un grupo de presión sito en Falls Church (Virginia) que está considerado como un hate group; es decir, una organización que promueve la intolerancia hacia ciertos sectores demográficos. Por supuesto, no tenían los derechos (reservados por la fotógrafa, Hill, que ella había cedido a la pareja) para usar esta imagen.

Así que la pareja y la fotógrafa se han aliado con Southern Poverty Law Center (SPLC), una de las ONGs más respetadas de Estados Unidos de cuantas se centran en los derechos civiles. La idea es denunciar a PAUS pero, alerta una abogada de SPLC llamada Christine Sun, "hay más motivos que los legales: nos involucramos en este asunto porque sus acciones nos parecen totalmente reprensibles: coger una foto personal del día más feliz de una pareja y usarla en un anuncio homófobo es demonizar a esta gente y darles un trato injusto e injustificable".

En cuanto a PAUS, su presidente, Eugene Delgaudio, niega haber recibido ninguna carta de SPLC y afirma estar "investigando el asunto. Estoy mirando a ver si tenemos esa foto o no. Nunca he declarado sobre esto y nunca lo haré. Se podría haber hecho perfectamente sin mi permiso, pero estoy trabajando en ello".

Para matizar la polémica, uno de los principales miembros de SPLC, Heidi Belrich, ha aclarado que si carga contra PAU no es por su ideología, sino porque se centra en propagar el odio hacia los gays. "No consideramos grupos peligrosos a los que se oponen al matrimonio gay, o los que defienden la interpretación cristiana del matrimonio. Solo aquellos que se dedican a distribuir propaganda que demoniza a los gays y da información falsa sobre ellos para que parezcan parias".

La organización PAUS, que ha publicado un artículo titulado "El matrimonio entre personas del mismo sexo es parecido a la bestialidad" y que ha aseverado que dejar que un chico gay dirija a un grupo de Boy Scouts es "ser cómplices de la violación de cientos de niños", bien podría entrar en esa categoría.

Fuente: Yahoo! España
El beso de un matrimonio gay, convertido en icono de la homofobia en EEUU

Cargando...