Baj? en marte el laboratorio robotizado "curi

Washington, 6 de agosto (Télam).-El laboratorio robotizado móvil "Curiosity", de Estados Unidos, aterrizó hoy exitosamente en Marte, con una compleja e inédita maniobra, para explorar y estudiar el Planeta Rojo durante dos años en busca de rastros de vida.

Tras un viaje de 60 millones de kilómetros, el "amartizaje" requirió del paracaídas más grande jamás construido y, luego, que la nave portadora quedara suspendida mediante propulsores, para bajar suavemente el Curiosity con un mecanismo de grúa y cables.

En el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en la ciudad de Pasadena, hubo aplausos y abrazos cuando la sonda llegó al suelo marciano como "una araña colgada de un hilo", según describió el ente espacial, citado por la agencia de noticias DPA.

La llegada a Marte fue lo que el argentino Miguel San Martín, jefe del grupo de ingenieros que diseñó, implementó y opera el guiado de la misión, describió como los "siete minutos de terror".

El más propiamente llamado Laboratorio Científico de Marte, de unos 900 kilogramos, se posó en el suelo marciano a las 2.32, hora argentina, superando la instancia más crítica de una misión que demandó 2.500 millones de dólares.

Unos minutos después, el Curiosity envió sus primeras imágenes, que mostraban sus ruedas a salvo sobre la superficie en medio de la gran nube de polvo que originó su llegada.

La sonda de la NASA "Odyssey", que orbita alrededor del planeta, envió la primera confirmación del "amartizaje" a través de una antena en Australia.

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó la noticia como un momento histórico. "El exitoso aterrizaje del Curiosity marca un hito sin precedentes de la tecnología que permanecerá como un motivo de orgullo nacional en el futuro", dijo Obama.

"Felicito y agradezco a todos los hombres y mujeres de la NASA que hicieron realidad este remarcable logro, y espero con ansia lo que el Curiosity tenga que descubrir", añadió.

El vehículo que portaba el laboratorio se acercó a la superficie de Marte a una velocidad de 20.000 kilómetros por hora, que fue reduciendo con el uso de hélices y un paracaídas.

Después de descolgar el Curiosity, el vehículo portador se apartó y se estrelló en la superficie.

Lanzado el pasado 26 de noviembre, el laboratorio tiene por objeto descubrir si alguna vez hubo vida o al menos condiciones para albergarla en el planeta vecino y preparar un futuro viaje tripulado hasta allí.

"Hoy las ruedas del Curiosity han empezado a abrir camino para el sendero de las huellas humanas en Marte", dijo el jefe de la NASA, Charlie Bolden, a los periodistas y a los ingenieros presentes en la sala de control.

"El Curiosity (...) buscará responder a preguntas antiguas sobre si alguna vez existió vida en Marte o si el planeta puede sustentar la vida en el futuro", afirmó.

Bolden recordó que sólo el 40 por ciento de las naves enviadas a Marte han conseguido llegar a su destino.

Aficionados a la astronáutica se reunieron en muchos lugares de Estados Unidos, entre otros en Times Square, de Nueva York, para ver la transmisión en directo del histórico hecho.

La misión durará al menos un año marciano -casi dos terrestres- estudiando el cráter Gale, para ver si hay rastros de agua o de otros ingredientes necesarios para la vida, como carbono.

También indagará los minerales presentes en el terreno, para formar una idea de las condiciones que había en el planeta hace millones de años.

El Gale tiene 154 kilómetros de diámetro y presenta una montaña en el centro que se eleva unos cinco kilómetros por encima de la superficie, formada de escombros que se han ido acumulando durante diversas épocas, lo que se espera permitirá obtener una historia geológica del planeta.

El vehículo se posó en una zona plana donde aparentemente alguna vez fluyó agua, por lo que estudiará primero esta área antes de dirigirse hacia la montaña.

El Curiosity estrenará instrumentos como dos cámaras ubicadas en un mástil. Puede tomar fotografías en 3D y panorámicas y puede disparar con un láser sobre rocas para determinar su composición geológica.

También cuenta con un brazo robot extensible y un taladro para llegar al interior de las rocas.

El área ha sido explorada hasta ahora de forma intensa desde las sondas que orbitan Marte.

El Curiosity trabaja además sobre la base de los descubrimientos de antecesores como "Opportunity", uno de un par de robots enviados a la búsqueda de agua y que siguió funcionando años después del límite inicial marcado para su misión. (Télam)

rq-rb 06/08/2012 17:31

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK