El azafrán y el ginseng, los mejores afrodisíacos naturales

PODRÍAN AYUDAR A COMBATIR ALGUNOS TRASTORNOS SEXUALES

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Guelph, en Canadá, han realizado una revisión de estudios para comprobar la verdadera eficacia de aquellas sustancias habitualmente utilizadas como afrodisíacos, observando que las únicas que realmente pueden mejorar la función sexual humana son el ginseng, una planta cuya raíz se utiliza comúnmente en la medicina tradicional china, y el azafrán.

Así se desprende de los resultados de un estudio que publica la revista 'Food Research International', la revista del Instituto Canadiense de Ciencia y Tecnología de Alimentos, con el que se pretendía comprobar los mitos y las realidades de muchas sustancias naturales empleadas para mejorar la vida sexual.

"Los afrodisíacos se han utilizado durante miles de años en todo el mundo, pero la evidencia científica nunca se ha demostrado", según ha destacado el profesor Massimo Marcone, autor del estudio.

Por ello, y mediante la revisión de diferentes estudios, pretendían analizar los efectos de estas sustancias y, de corroborar su eficacia, ver si pueden utilizarse como alternativa a los fármacos como sildenafilo, comercializado como 'Viagra' por Pfizer, y tadalafilo, que Lilly tiencomo 'Cialis', utilizados para algunos trastornos sexuales como la disfunción eréctil.

De este modo, han descubierto que "los verdaderos afrodisíacos son el azafrán y el ginseng", destaca este experto en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press. En el caso del azafrán, especia derivada de la flor 'Crocus sativus', ha demostrado además "efectos sostenidos" en la estimulación del impulso y el rendimiento sexual.

También han observado que otras sustancias menos conocidas, en particular la yohimbina, un alcaloide que se encuentra en una planta psicoactiva africana llamada 'Yohimbe', parecen mejorar la función sexual humana.

Asimismo, estudios llevados a cabo con animales se encontró que otros ingredientes, como el ajo, el clavo y el jengibre, también lograron estimular el impulso sexual.

En cambio, y pese a que el chocolate supuestamente tiene efectos afrodisíacos, los científicos no encontraron evidencia de que esté vinculado a la excitación o la satisfacción sexual.

"Quizás algunas personas sienten un efecto debido a determinados ingredientes del chocolate, principalmente la feniletilamina, un compuesto que tiene un efecto en los niveles de serotonina y endorfinas en el cerebro", explica el investigador.

EL ALCOHOL INCREMENTA EL DESEO PERO EMPEORA EL RENDIMIENTO

En cuanto al alcohol, que se utiliza comúnmente para "liberar" los deseos inhibidos, el estudio mostró que sí incrementa el deseo pero dificulta el rendimiento sexual.

Ante estos resultados, Marcone y su equipo consideran que algunas sustancias naturales como el azafrán podrían ser una alternativa efectiva para tratar algunos trastornos sexuales.

Sin embargo, subrayan que debemos ser cautelosos, porque todavía hace falta confirmar en futuras investigaciones su efectividad y su seguridad.

"Actualmente no contamos con suficiente evidencia que apoye el uso extendido de estas sustancias como afrodisíacos", explica Marcone, insistiendo en la necesidad de que haya "más estudios clínicos para entender mejor sus efectos en el ser humano".

Cargando...