Avanza ENCRyM en actualización en los planes de estudio

La actualización del plan de estudios de la licenciatura en Restauración, y la búsqueda de incentivos para profesores, son algunas de las tareas que desarrollará la ENCRyM, para mantenerse como una de las instituciones líderes de Latinoamérica en la formación de cuadros de profesionales dedicados a la preservación del patrimonio cultural.A ella se añade la apertura de nuevas especialidades y la adecuación de los laboratorios de Geología y Radiología.Entre las tareas prioritarias en marcha está la revisión colegiada de los programas de estudio de las cinco especialidades que se imparten en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), que depende del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y que son:La licenciatura en Restauración, los posgrados de especialidad en Museografía y en Conservación y Restauración de Fotografía, así como las maestrías en Conservación y Restauración de Bienes Culturales Inmuebles, y en Museología.En los últimos años, los programas y planes de estudio han tenido una profunda revisión, de la cual se derivó una reestructuración curricular, particularmente de la especialidad en Museografía que tenía rezago, sobre todo en lo concerniente a ejercicios prácticos para la formación de museógrafos.Incluso la especialidad tuvo que cerrarse por un tiempo que sirvió para su actualización, y tras quedar conformada, el mes pasado se reabrió con una nueva generación de estudiantes.Al respecto, la restauradora Liliana Giorguli, directora de la ENCRyM, explicó que en Latinoamérica existen pocas escuelas de museografía, "hay en Venezuela, Cuba y Costa Rica, sin embargo se trata de programas con una estructura más elemental y en algunos casos sólo se ofrecen diplomados y cursos.En tanto que en Colombia sí se ofrece un programa similar al de esta escuela".La especialista, quien fue ratificada recientemente como titular de esta institución educativa para los próximos cuatro años, destacó que en el mismo rubro de puesta al día de los planes de estudio, se continúa con la actualización de éstos a partir de una nueva estructur.Está basada en la mejor organización de los procesos de la docencia, investigación y vinculación con proyectos especiales.Lo anterior también tiene por objetivo que a través de los planes de estudio, los profesores e investigadores puedan acceder a esquemas de incentivos, como es el caso del Programa de Mejoramiento del Profesorado (Promep), de la Secretaría de Educación Pública, que en 2010 fue otorgado a seis docentes de la ENCRyM para el desarrollo de su actividad profesional.En este caso se destinó a la adquisición de mejor equipo de cómputo.La maestría en Conservación de Inmuebles también fue reestructurada, y en el caso de la Licenciatura en Restauración su nuevo plan de estudios lleva 70 por ciento de avance, labor en la que participan los docentes de la ENCRyM de todas las áreas de conocimiento.Cabe recordar que en enero de 2010, la escuela recibió la acreditación que avala la calidad educativa de la Licenciatura en Restauración, otorgada por el Consejo Mexicano de Acreditación de la Enseñanza de la Arquitectura (Comaea).Durante el análisis de los planes de estudio se detectó que dentro del universo tan vasto de patrimonio cultural por conservar, algunos materiales requieren de una formación más especializada del restaurador.Tanto en sus conocimientos como en sus metodologías, razón por la cual son abordados en cursos de especialización o posgrados.Este es el caso de la restauración de fotografías, cuya especialidad se comenzó a impartir hace cuatro años y se ha consolidado como una de las más importantes a nivel mundial, debido a que los acervos fotográficos son amplios y para su manejo una licenciatura no es suficiente.Asimismo, a partir del segundo semestre del año, la ENCRyM comenzará a impartir el Diplomado en Conservación de Material Bibliográfico, que estará abierto a alumnos y público dedicado a la conservación de este tipo de materiales, a fin de que adquieran conocimientos especializados.Otra tarea a la que ha dado impulso el INAH es la formación de restauradores en la práctica, es así que a partir del segundo semestre de la carrera, los estudiantes se involucran en la atención directa al patrimonio mexicano a través de 11 talleres por especialidad.Allí, en los últimos años se han atendido alrededor de cuatro mil 500 piezas arqueológicas, históricas y etnográficas, edificaciones y pintura mural.De igual manera se emprendió un programa de proyectos especiales, también con la participación de alumnos y bajo la supervisión de profesores, a través del cual se han restaurado importantes sitios patrimoniales, como los murales prehispánicos de Tetitla, en Teotihuacan, los de La Moreña, en la Barca, Jalisco, y los de Tetela del Volcán, en Morelos.Finalmente, se continuará con la adecuación de los laboratorios de Geología y Radiología —abiertos en 2010 para un mejor estudio de los materiales a restaurar—, mediante vínculos con universidades e instituciones de investigación. NTX/AQF

Cargando...