Aplicarán programa Hambre Cero en Guatemala

Guatemala, 28 Ene (Notimex).- El gobierno del presidente Otto Pérez Molina, quien asumió el pasado 14 de enero, prepara un ambicioso programa social denominado Hambre Cero que encabezará la estrategia de lucha contra la pobreza en Guatemala.

El mandatario resaltó como prioridades de su gobierno mejorar la producción de alimentos y reducir la desnutrición, mal que en Guatemala afecta al 50 por ciento de los niños menores de cinco años.

El nuevo gobierno aplicará a partir de los primeros días de febrero el programa Hambre Cero en ocho de los 333 municipios del país.

Dicho proyecto será una de las estrategias centrales en política social del gobierno de Pérez Molina para el combate de la pobreza y con el que también se busca impulsar el desarrollo rural.

El programa "Hambre Cero" busca "reducir las condiciones de pobreza y hambre a través de la activación económica campesina y la inversión privada en el área rural", según voceros del gobierno guatemalteco.

Pérez Molina aseveró que en su momento se darán a conocer los ocho municipios en que se aplicará la estrategia, pero adelantó que se trata de zonas rurales con altos índices de desnutrición y que incluso estarían entre los más empobrecidos a nivel latinoamericano.

Señaló que hay una "gran preocupación" por la situación de extrema pobreza y abandono en que están esos municipios y citó como ejemplo a San Juan Atitlán –en el occidental departamento de Sololá-, que tiene uno de los índices de desnutrición más altos a nivel mundial.

De acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), divulgado por el anterior gobierno en noviembre pasado, la tasa nacional de pobreza en el periodo 2006-2011 subió de 51 a 53.71 por ciento.

Mientras que el índice personas en extrema pobreza (que viven con menos de dos dólares por día) se redujo en 1.87 puntos porcentuales al pasar de 15.20 a 13.33 por ciento en ese mismo periodo.

En Guatemala, con alrededor de 14.5 millones de habitantes, la pobreza en zona rurales –donde predominan los indígenas- suele ubicarse en índices de más del 80 por ciento de la población.

El entonces gerente del INE, Marciano Castillo, dijo que la institución basa sus estudios en criterios técnicos y no políticos, y sostuvo que de no aplicarse los programas sociales del gobierno la extrema pobreza se habría disparado a un índice de entre 17 y 18 por ciento.

En otro reporte, a cargo de Naciones Unidas, se estableció que la pobreza "redunda en niveles altísimos de mala nutrición" que afecta a un 16 por ciento de la población, mientras que la mitad de los niños menores de cinco años sufren desnutrición crónica.

El programa Hambre Cero funcionará con base en mesas de trabajo como las de Economía Campesina e Inversión Privada, que fijarán acciones para combatir el déficit alimentario, reducir la desnutrición e impulsar el desarrollo rural.

NTX/PPR/FHB/

Cargando...