Los alérgicos a los alimentos se duplicaron

(www.neomundo.com.ar)- De acuerdo con los resultados de un análisis español, el número de alérgicos a los alimentos se duplicó en los últimos 10 años. Según la investigación europea, los principales protagonistas de este cambio son los chicos y los jóvenes, quienes, como consecuencia de la ingesta de alimentos perjudiciales, corren mayor riesgo de internación.

"Cada caso es diferente, con lo cual hay que ir evaluando al paciente y viendo qué le resulta y qué no", aconseja César Martín Bózzola, especialista en Alergia e Inmunología Pediátrica. La alergia alimentaria forma parte de lo que se denomina alergia general o atopia; pero tiene como principal particularidad el hecho de que la proteína, es decir el alergeno, ingresa al organismo por vía oral y pasa a través del tubo digestivo.

Aunque no es una patología hereditaria, es muy raro que un paciente alérgico no cuente con antecedentes familiares directos de la enfermedad.

En Europa, la población infantil suele verse más afectada por el huevo y las nueces; mientras que en los adultos los principales problemas provienen de las frutas, las verduras y también las nueces. Asimismo, debido a la alta presencia de pescado en la dieta mediterránea, los españoles suelen verse afectados por la alergia a los mariscos.

En Europa la alergia alimentaria es el principal desencadenante de anafilaxia –un cuadro severo en el cual se interrumpe el flujo de oxígeno- en niños y hasta los 14 años.

"Las intolerancias alimentarias no están relacionadas directamente con el sistema inmunitario y, por lo tanto, no pueden medirse con pruebas para alergias. La intolerancia a la lactosa, por ejemplo, es fruto de una hipersensibilidad no alérgica, del mismo modo que las reacciones a los aditivos de los alimentos son en su mayoría no alérgicas. Es por eso que, en general, los síntomas de hipersensibilidades no alérgicas son más leves y no representan una amenaza", admiten los especialistas de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica, EAACI.

Pero, ¿qué pasa en Argentina? "Entre los alimentos, en nuestra población, los más perjudiciales son la soja, el trigo, el huevo y el maíz. Una vez que éstos se conocen hay que trabajar para evitar ingerirlos, ya sea de manera directa o bien 'ocultos' en preparaciones (es decir como ingredientes)", explica Gustavo Marino, jefe del servicio de Alergia e Inmunología y especialista a cargo de Alergia e Inmunología infantil del Hospital Universitario Austral (HUA) de Pilar, en Buenos Aires.

"También integran la lista de los alimentos peligrosos los frutos secos: almendras, maní y avellanas ingeridas directamente o en postres y helados; las frutas como el melón o el kiwi ya sea consumidas 'de la verdulería' o en postres y licuados; y los mariscos o pescados en pastas o ensaladas", añade Ricardo Zwiener, médico alergista, miembro de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología. (Fuente: ProSalud News).

Más información sobre salud y ciencia visitando el sitio www.neomundo.com.ar - Simplemente haga click con su mouse arriba, sobre el logo de NEOMUNDO

Cargando...