Afirman que aumentó en 30% nivel de vida de indígenas en Chihuahua

Chihuahua, 11 Ago. (Notimex).- De acuerdo con informes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el nivel de vida de los indígenas que habitan en Chihuahua en los últimos 20 años se ha incrementado en un 30 por ciento, como resultado de programas sociales.

El secretario estatal de Fomento Social, Servando Pineda, dijo que gracias al esfuerzo del gobierno federal y de Chihuahua, junto con diversas asociaciones, en los últimos 20 años se ha efectuado un esfuerzo para atender las necesidades de los grupos indígenas.

Explicó que el mayor logro es que al menos el 65 por ciento de los tarahumaras accedan a los servicios públicos de salud, además de dotarlos de viviendas, apoyarlos con becas y despensas alimenticias.

Destacó que el nivel de vida de estos grupos ha mejorado al grado de que cuentan con letrinas, hospitales o centros de salud cercanos a sus comunidades, dado al esfuerzo de construir caminos que les ha permitido llevarles estos servicios.

Por su parte, la fundación Tarahumara José A. Llaguno, informó en un comunicado de prensa que desde hace más de 15 años existen proyectos en conjunto con las autoridades para generar condiciones mejores de vida y desarrollo en las comunidades.

Detalló que entre ellos se encuentran el Programa Integral de Nutrición Infantil, dirigido al grupo más vulnerable ante la crisis alimentaria con el reparto mensual de leche en polvo fortificada a niños menores de cinco años, se han logrado atender a más de seis mil niños en 400 localidades de la Sierra Tarahumara.

Asimismo el Bawi Rarámuri (Agua para la Tarahumara) y Pass Ko´wame (Alimentación segura en la Sierra), un programa sustentable para recuperar el agua, la fertilidad de las parcelas y la producción para autoconsumo.

Por su parte, el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Arturo Fuentes Velez, enfatizó que durante la actual administración federal se ha trabajado para mejorar el entorno de los indígenas de Chihuahua al destinar recursos extraordinarios.

Recordó que para apoyar la nutrición de niños rarámuri, Sedesol estableció en 1995 un convenio con la fundación Tarahumara José A. Llaguno, institución humanitaria cuyo trabajo contribuye a erradicar la pobreza extrema, desnutrición e insuficientes servicios en educación y salud en la Sierra Tarahumara,

El funcionario federal recordó que desde entonces Liconsa y esta fundación operan el Programa Integral de Nutrición Infantil en apoyo a la nutrición de alrededor de cuatro mil niños menores de 12 años, a quienes a cada uno se le proporciona medio litro diario de leche fortificada Liconsa.

Detalló que estos niños son integrantes de familias que viven en 23 comunidades indígenas de ocho municipios de la Sierra Tarahumara, seis de ellos clasificados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo con los menores índices de desarrollo humano y mayor grado de pobreza y marginalidad.

Explicó que dada la gran extensión de la zona y la falta de caminos, la eficiente distribución de la leche Liconsa únicamente se logra con el trabajo comprometido de todos los actores, especialmente de la comunidad tarahumara y de los 200 promotores que la fundación tiene en toda la sierra.

Cabe mencionar que la Zona Tarahumara, con una extensión superior a los 60 mil kilómetros cuadrados, alberga una población del orden de los 160 mil indígenas, cuyos índices de nutrición están 50 por ciento abajo de la media nacional.

NTX/RPF/GPG

Cargando...